Tomaron el frigorífico en Uriburu

Los operarios del frigorífico de la localidad de Uriburu iniciaron ayer una medida de fuerza para impedir el cierre de la planta y reclamar el pago de la última quincena y el medio aguinaldo que los empresarios que explotan la fábrica les adeudan.
La manifestación comenzó pasado el mediodía, cuando la firma les comunicó que abandonaban la faena y dispusieron el retiro de la mercadería en existencia (tripas, grasas y unos 700 cueros de caballo).

Roberto Gómez, intendente de la localidad, ubicada 50 kilómetros al este de Santa Rosa, confirmó la situación a este diario. "Es un desastre", dijo, preocupado por la pérdida de fuentes laborales. Actualmente son cuarenta las personas que trabajan en el lugar, oriundas de Uriburu, Anguil y esta capital.

Fabián Darío Vélez Zaldarriaga, uno de los operarios, aseguró que el director de Relaciones Laborales de La Pampa, Julio San Miguel, se comunicó con los empleados y se puso a disposición.

Al cierre de esta edición, unas veinte personas se disponían a pernoctar en el ingreso del frigorífico impidiendo la salida de uno de los camiones que llegó para llevarse la poca producción que quedaba luego de la última faena realizada el viernes.

La crisis del frigorífico no es nueva. En noviembre fueron despedidos cerca de treinta operarios ante la reducción de la faena. El propietario, Carlos Serrano, de Gualeguaychú, Entre Ríos, dejó la planta en manos del Frigorífico Pico, que ayer anunció el cese de actividades.

Comentá la nota