"La tozudez del Gobierno amerita discutir un paro"

Carlos Acuña, uno de los dos jefes de la CGT, cuestionó ayer el rumbo económico de la gestión de Mauricio Macri y no descartó un eventual paro nacional de la central obrera, que, de concretarse, sería el quinto contra el actual Gobierno.

"La tozudez del Gobierno amerita discutir un paro general", dijo ayer Acuña, que es jefe del sindicato del personal de estaciones de servicios y quien responde a Luis Barrionuevo. Aunque el gremialista dejó claro que es una decisión que tiene que tomar "la CGT orgánicamente" y que "una gran porción de trabajadores no quiere una medida de fuerza general porque no quiere que le descuenten presentismo y otros beneficios salariales que impactan en el sueldo a fin de mes".

"Si no admiten los problemas, van a terminar provocando un paro", dijo Acuña en declaraciones radiales.

El jefe de los estacioneros de servicios cerró la paritaria de su gremio la semana pasada, en la víspera de la movilización del jueves pasado. Acordó un aumento de 28 por ciento en tres cuotas, con una revisión por inflación en septiembre. La inflación para 2019, en tanto, se prevé por encima del 30%, según las proyecciones privadas e incluso las evaluaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI).

En la CGT dominan por ahora las posturas para no avanzar hacia un paro general. Ni "los Gordos" (grandes gremios de servicios) ni el sector de los "independientes" (estatales de UPCN, AySA y la Uocra) están dispuestos a activar una huelga. Refuerza su postura el gesto del Gobierno de ceder más fondos a las obras sociales sindicales. En la vereda de enfrente están las CTA.

Coment� la nota