Así se trabaja

Una vez más, la muerte de un obrero de la construcción desató la polémica sobre los controles que debe efectuar el Estado en las obras de construcción. Después de la muerte de un trabajador ayer la Unión de Obreros de la Construcción (UOCRA) se declaró en estado de alerta.
Posadas. (Prensa UOCRA y AH) El secretario general del gremio, Héctor Vallejos, volvió a insistir que estas muertes suceden por “impericias técnicas”. “Hay que ver bien la parte de los controles, hace 15 días cayó una losa; hay un departamento que debe controlar los materiales que se están usando, acá hubo un derrumbe porque se está cavando al lado de una ruta que se está moviendo, hay responsabilidad de los controles”, manifestó Vallejos.

“En una obra pública hay un comitente que controla y en lo privado es Obras Privadas que aprueba el proyecto, acá no es que se cayó un andamio”, advirtió el titular de la UOCRA. Vallejos advirtió que “el organismo pertinente tiene que verificar, porque el riesgo está para el que ocasionalmente pasa por ahí también, una cosa es la aprobación del proyecto y otra el control de los materiales”.

Finalmente, no descartó que desde el gremio se inicien acciones legales contra la empresa responsable de la obra.

Los hechos

“Balcón mal apuntalado" en Villa Sarita. Los trabajadores se desestabilizaron y cayeron al desprenderse parte del balcón de una obra en construcción, sobre Hernández casi Roca, en el barrio Villa Sarita de Posadas.

Ocurrió el sábado 6 de agosto al mediodía. Gustavo Rodríguez (34) resultó con lesiones de mayor gravedad y fue derivado al sanatorio Nosiglia. Según su hermana, Norma Rodriguez, "está en terapia intensiva de manera estable, pero según el médico con riesgo de vida en las próximas 48 horas". En tanto que Alejandro Báez, Francisco Benítez y Cristian Carballo sufrieron heridas de menor consideración y fueron derivados al hospital Madariaga.

Alrededor de las 11:30, cedió el balcón de la obra de un edificio en construcción, y cuatro obreros cayeron, quedaron atrapados por fragmentos de la estructura y sufrieron lesiones de diferentes consideraciones.

Los obreros trabajaban a unos 9 metros de altura, sobre una losa estaban rellenando la siguiente de arriba y aparentemente el balcón sobre el que estaban no soportó el peso de los puntales que sostenían el relleno.

Gustavo Rodríguez (34) se llevó la peor parte, según relatos policiales y de la misma familia, sufrió la perforación de sus pulmones, fractura de costillas y aplastamiento de pelvis.

“En terapia intensiva está estable, con riesgo de vida, y bajo estricta observación dentro de las próximas 48 horas”, relató Norma Rodríguez, hermana de la víctima en el sanatorio Nosiglia de Posadas.

De menor consideración, pero no menos preocupantes, fueron las lesiones de Alejandro Báez, Francisco Benítez y Cristian Carballo, quienes sufrieron aparentemente algunas fracturas, luxaciones y excoriaciones varias.

Por otro lado, Norma Rodríguez dijo que el arquitecto de la obra de la empresa Lualzi S.A., “me dijo que en la obra estaba en regla, pero que el balcón aparentemente estaba mal apuntalado y por eso cedió y mi hermano cayó junto a sus compañeros”.

Inmediatamente tras el desmoronamiento, llegaron las divisiones Sur y Centro de Bomberos para la asistencia de los trabajadores que se quedaron atrapados entre los escombros, y además en las próximas semanas darán a conocer los resultados de las pericias.

En tanto que Graciela Palacios, ingeniera a cargo de la Dirección de Obras Privadas de la muncipalidad de Posadas, admitió que la obra tuvo inicialmente 2 clausuras por carecer de protección la excavación poniendo en riesgo a las medianeras vecinas. La empresa constructora además resistía cumplir con detalles formales como el cartel de obra.

La funcionaria explicó que el viernes previo a la caída inspectores municipales verificaron el estado de la construcción.

El desmoronamiento de la obra en la 213. Un operario César González (25) quedó atrapado y murió bajo una retroexcavadora, mientras que su compañero fue derivado gravemente herido al Hospital Escuela en un accidente producido en una obra situada a la altura del Centro de Cazadores, sobre la avenida Alicia Moreau de Justo, en la ex ruta 213.

La policía y bomberos trabajaron en el desmoronamiento que se produjo sobre la ex ruta 213, mientras familiares del obrero fallecido, aguardaban en el lugar hasta que retiren el cuerpo de la víctima.

Ahora la justicia investigará si la obra reunía los requisitos de habilitación.

Comentá la nota