Un trabajador suspendido se atrincheró en Curtarsa esperando una definición a su situación

En un acto casi desesperado, un operario, que se encuentra suspendido desde fines del 2010, ocupó su antiguo lugar de trabajo para exigir una decisión de la curtimbre. Tras la llegada de su abogado, desistió de la medida. Cerca de 200 familias están en una situación similar.
A la espera de una definición de su situación laboral, un trabajador de Curtarsa se atrincheró esta mañana en su antiguo puesto de trabajo. En un acto casi de desesperación, un operario, padre de cuatro hijos, con graves problemas de salud y suspendido por la empresa desde diciembre de 2010, ingresó a la curtiembre y se instaló en el mismo sitio donde trabajó durante largos años en la curtiembre.

Esta situación generó revuelo dentro de la planta y la llegada de un patrullero que se mantuvo al margen al tratarse de un conflicto laboral. El pedido del trabajador era bien claro: exigía una definición a su situación: que lo reincorporen o que le abonen la suma correspondiente a su indemnización por despido. Tras la llegada de su abogado, el hombre desistió de su protesta y se retiró del lugar sin provocar incidentes.

En una situación similar se encuentran aproximadamente 200 familias. Los trabajadores suspendidos desde hace más de un año y medio, cuando en su momento la empresa dejó de producir en Jáuregui, apenas cobran 1.000 pesos por mes en concepto de Repro. En algunos casos, figura que se les están realizando los aportes previsionales, por lo que no pueden acceder al cobro de las asignaciones familiares.

Comentá la nota