Trabajadores aduaneros de San Luis están de paro

La medida es nacional, por 48 horas y en reclamo de un aumento salarial del que fueron “excluidos”. De no resolverse el conflicto, la semana que vienen pararán por 72 horas.

“Los trabajadores aduaneros, como todos los trabajadores del país, tenemos derecho a un aumento salarial”. La frase, parte de un comunicado oficial del sindicato de aduanas, sintetiza el reclamo y justifica el paro por 48 horas que el personal aduanero lleva adelante desde este jueves. La medida de fuerza es a nivel nacional y podría repetirse la semana que viene, sólo que por 72 horas, si no reciben una respuesta.

Según comunicó la SUPARA (Sindicato Único del Personal Aduanero de la República Argentina), el origen del conflicto está en el anuncio de aumento salarial para todos los empleados públicos que el Gobierno nacional les prometió en mayo pasado. “En la audiencia realizada con la Sra. Presidente de la Nación, el Jefe de Gabinete, el Ministro de Economía y el de Trabajo, se acordó y anunció públicamente la pauta salarial para todo el sector público”, dice el escrito, pero “a los empleados de la AFIP se nos niega injusta e inexplicablemente”, aseguran.

“Luego de tres meses de reiterados reclamos, gestiones y pedidos, el Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria que responsablemente acatamos. Tras un mes de reuniones, inexplicablemente no recibimos ninguna respuesta”, explica la SUPARA.

Guillermo Bogado, administrador de la Aduana San Luis, explicó que la medida se lleva adelante con concurrencia del personal a los lugares de trabajo pero sin atención al público. Las oficinas puntanas, ubicadas en el edificio de avenida Illia y Lafinur, se están mudando de la planta baja al primer piso, “así que estamos aprovechando para hacer mudanza y terminar algunos arreglitos”, bromeó Bogado.

Si bien el paro en sí es jueves y viernes, la SUPARA aclaró que tampoco se brindarán los “servicios extraordinarios” ni sábado ni domingo. “Las oficinas abren de lunes a viernes, pero si algún exportador quiere despachar mercadería el fin de semana, nos llaman por teléfono y un empleado lo atiende como un servicio extraordinario. Si llaman este sábado y domingo no los vamos a atender”, explicó Bogado.

Según medios nacionales, la no prestación de este servicio frenaría exportaciones por unos 580 millones de dólares, según datos del mercado. Lo peor es que la situación podría empeorar si los aduaneros no reciben una respuesta, ya que anunciaron que la semana que viene repetirán la medida y agregarán un día más de protesta: no atenderán miércoles, jueves ni viernes y tampoco habrá servicios extraordinarios el fin de semana.

Comentá la nota