Trabajadores de Agua de los Andes rechazan paritarias

Un pedido irresuelto por parte del Sindicato de Obras Sanitarias de Jujuy mantiene a los trabajadores de Agua de los Andes y a los afiliados del gremio en estado de alerta.
El sector, en clara oposición a las acciones que viene llevando a cabo su organización gremial, evalúa por estas horas convocar a asamblea para tratar, entre otros puntos, la constitución de un nuevo sindicato.

Además, rechazó de plano la modificación del convenio colectivo de trabajo en vigencia, por entender que la negociación que se lleva adelante va en dirección contraria a los intereses de los trabajadores.

El malestar generalizado de los empleados de la empresa prestataria del servicio de agua potable viene en aumento desde el mes de mayo, oportunidad en la que un grupo de afiliados al gremio solicitó el llamado a una asamblea para abordar temas de urgencia y de vital interés para el sector, algo que no tuvo eco por parte de la dirigencia encabezada por Yolanda Mamaní.

Contrariamente, el sindicato inauguró junto a la patronal hace más de un mes y medio el proceso de paritarias, en donde -a decir del sector disidente- se estaría pergeñando una modificación del CCT lesiva para los trabajadores de la compañía de agua, por cuanto la misma eliminaría derechos laborales y salariales adquiridos con anterioridad, incluyendo las actas extra convencionales que ayudaban a la actualización permanente del convenio en vigencia.

Ante esta situación, el sector anticipó que en los próximos días, en fecha a confirmar, celebrarán una asamblea extraordinaria de autoconvocados para solicitar un aumento salarial del 40% retroactivo al 1 de marzo de este año, fundamentado en el alto promedio inflacionario que pulveriza los salarios y deja el poder adquisitivo lejos del alcance de los costos actuales de la canasta familiar.

En tal sentido, Santos Vasquez, afiliado al gremio, afirmó que la entidad está trabajando a espaldas de los empleados y sus propios representados, acordando con Agua de los Andes un convenio que va en detrimento de los empleados. El trabajador señaló que, además del aumento salarial, el sector está solicitando un aumento del adicional por antigüedad, equiparable al que perciben actualmente los agentes de la Administración Pública provincial.

Explicó que otro de los puntos que el sector pretende abordar en la asamblea de autoconvocados es la recategorización para todo el personal de la empresa y el pago del adicional por calificación o por permanencia en clase. "También exigimos que la empresa realice el pago en tiempo y forma del sueldo y las horas extras, que aplique la Ley provincial de viáticos y que reconozca al personal que está a punto de jubilarse la última categoría del tramo que corresponda en los distintos sectores laborales", apuntó.

Por último, el afiliado a Obras Sanitarias afirmó que la idea de conformar un gremio paralelo se basa "en la escasa representatividad que tiene el sindicato del sector, que cada vez tiene menos afiliados y no llega a contar con el veinte por ciento del total de la planta de personal de Agua de los Andes, actualmente cercana a los novecientos trabajadores".

xxxx

Comentá la nota