Los trabajadores bloquean el acceso al Municipio

El SOEM Río Turbio definió ayer profundizar las medidas de fuerza en el conflicto que mantiene con el Ejecutivo Municipal por mejoras salariales. A la madrugada levantaron el piquete sobre la ruta 20 y se trasladaron al edificio municipal donde bloquearon el acceso. Mazú afirmó que se trata de un ilícito y denunció al gremio.

En la madrugada de ayer, los trabajadores municipales de Río Turbio definieron cambiar la metodología de la protesta que vienen realizando desde octubre, en reclamo de un aumento salarial del 50 por ciento y que pasen a planta permanente los trabajadores contratados. Durante la semana pasada realizaron un piquete con cortes parciales y rotativos en la ruta complementaria 20, en el acceso a la localidad, hecho que complica de gran manera el tránsito entre las localidades de la Cuenca, y ayer, en horas de la madrugada, levantaron el acampe en esa zona y se trasladaron al municipio donde bloquearon el acceso al edificio principal y otras dependencias cercanas.“Les solicitamos a los serenos que cierren todo y se lleven las llaves”, dijo la secretaria general del SOEM Alicia Alvarez al describir que la acción busca impedir el ingreso del personal al edificio municipal, “lo hacemos para evitar que sigan dándole categorías a la gente que está con ellos, designando en planta permanente a los que ellos quieren y porque entendimos que a quien debemos molestar es al intendente y no a la población” explicó, indicando que la medida se mantiene “durante las 24 horas de los días que hagan falta que estemos acá”.Alvarez negó que se haya tomado el edificio, sino que se trata de un bloqueo “hasta que se decidan a preocuparse por la situación que estamos pasando”.

DelitoTras participar de una charla sobre Trata de personas, el intendente Horacio Matías Mazú se refirió al conflicto laboral y al hecho que se plantea desde ayer en la imposibilidad de ingresar a las dependencias municipales, expresando que “mañana (por hoy) voy a ir a trabajar como todos los días, porque hay muchos empleados trabajando que necesitan que sus autoridades y jefes estén en sus lugares y en las distintas áreas”.Mazú calificó al bloqueo “es un delito que intentaron con los cortes de ruta, donde no tuvieron adhesión de la comunidad”, y sobre el reclamo de aumento salarial expresó “no hay marco de discusión en toda la provincia, por eso la actitud que tomaron es responsabilidad del propio sindicato”.Ayer el municipio denunció el bloqueo en el Juzgado de 1º Instancia, sobre lo que Mazú expresó: “yo no judicializo la protesta, lo que sí denuncié es la imposibilidad de cumplir con el derecho al trabajo del resto de los empleados y funcionarios, creo que han cometido un delito y es lo que presentamos en la Justicia y hoy vamos a ratificar”. 

Comentá la nota