Trabajadores bloquean el Ingenio San Isidro y recrudece el conflicto

Trabajadores bloquean el Ingenio San Isidro y recrudece el conflicto
Denuncian que tuvo que intervenir la Policía para que los trabajadores que aún quedaban en la empresa puedan salir.
Con las actividades paralizadas desde el 4 de abril pasado, y luego de tantas como tan infructuosas reuniones entre la empresa y los trabajadores para destrabar el conflicto, la compañía emitió un comunicado en el que remarca que “desde el Ingenio San Isidro se realizaron numerosos esfuerzos para encontrar soluciones que permitan dejar atrás la crisis que genera el paro de actividades, sin poder alcanzar hasta el momento un acuerdo con los representantes sindicales”.

“De la lista de reclamos presentada por los representantes del sindicato, conformada por diez puntos, se dieron respuesta a la mayoría de ellos y se invitó a los representantes sindicales a tratar en una mesa de diálogo los restantes”, aseguraron desde la empresa y agregaron que “a pesar de los esfuerzos realizados por el Ingenio San Isidro y la intervención de la Secretaría de Trabajo de la Provincia y la Justicia Provincial, a través del Fiscal de General de General Gemes, todos los trámites para llegar a un acuerdo fueron infructuosos”.

Directivos del ingenio advirtieron que los trabajadores en huelga decidieron endurecer las medidas de protesta y, desde el martes último, “la situación se vio agravada en razón de que el Sindicato de Obreros y Empleados del Azúcar San Isidro, no conformándose con tener el ingreso principal bloqueado desde hace 26 días (el martes), bloqueó todos los ingresos al predio de Ingenio. Debido a esta actitud del sindicato, nadie puede ingresar ni salir” de la empresa.

“Esta decisión de los representantes sindicales vulnera los derechos de los trabajadores del Ingenio que se ven impedidos de realizar su labor”, advirtieron.

Consultado por El Tribuno, el gerente Operativo del ingenio, Gerardo Fernández, indicó que “la situación no mejoró nada. Desde el martes el ingreso está totalmente bloqueado y teníamos, incluso, dos rehenes adentro, que eran funcionarios de la empresa que fueron retirados con la intervención de la Policía, porque los representantes del sindicato no permitieron ninguna circulación libre por el predio”.

La zafra, en peligro

Fernández advirtió que la zafra del ingenio corre peligro y, con ello, la actividad de la que dependen la empresa y los trabajadores: “El año pasado sufrimos una terrible helada por la que perdimos el 50% de nuestros cañaverales, con el agravante de que veníamos de dos sequías consecutivas”.

“Este año, para anticiparnos a estas situaciones, habíamos previsto incrementar la capacidad de molienda llegando a 4000 toneladas por día y, además, arrancar antes la zafra para minimizar los efectos de las posibles heladas. Por la situación de este paro, que no tenemos certeza cuándo concluirá, lo planificado no se cumplirá”, dijo.

“Con una toma total, el sindicato mantiene su postura de no permitir la actividad en la empresa”, lamentó Fernández, quien además agregó que “tuvimos una reunión el miércoles con representantes del sindicato, a instancias del fiscal de Gemes, en la cual les manifestamos que estamos dispuestos al diálogo bajo la condición de la paz social, porque no solo hubo toma sino también sabotajes en los canales de riego del cañaveral y el personal que intentó reparar las compuertas fue agredido a hondazos”.

“Hay un clima de hostilidad muy fuerte por parte del sindicato y nosotros, como empresa, exigimos un ambiente normal para poder sentarnos a dialogar. Nosotros, en señal de prenda de paz para normalizar la situación, estábamos dispuestos a dar respuesta inmediata a dos de los puntos del petitorio a cambio de que liberen la toma, pero ellos no aceptaron”, señaló Fernández.

El gerente Operativo del ingenio, sostuvo, en diálogo con este diario, que “es mucha la gente que no está adherida al paro y pedimos que los dejen trabajar. Esto no beneficia a nadie. El personal este mes no cobró porque no trabajó”.

“Hay una intransigencia terrible del sindicato que no cesa en el acoso a la empresa. Nosotros queremos ir a un punto normal de negociación, con seguridad garantizada y no con una coacción permanente”, sentenció Fernández.

El petitorio del sindicato y la respuesta de la empresa

De acuerdo a la información suministrada por el Ingenio San Isidro, el primer planteo de los dirigentes sindicales, realizado el pasado 25 febrero, comprendía diez puntos para evitar la medida de fuerza. Según la compañía, muchos de estos planteos fueron atendidos.

A continuación se reproducen los pedidos y la respuesta de la empresa: * Pase a planta permanente de 10 operarios. El ingenio cumplió con lo pedido.

* Recategorizaciones de operarios. Se realizaron 68 recategorizaciones sobre un listado consensuado con los representantes sindicales.

* Transformación de contratos eventuales en transitorios. Se hicieron transitorios siete operarios que cumplían los requisitos necesarios.

* Mensualizaciones. Se mensualizó a 16 operarios que cumplían con los requisitos necesarios.

* Entrega de ropa para el personal de plantación. Se acreditó la entrega de la ropa, más el calzado de seguridad.

* Entrega de elementos de seguridad. Se acreditó la entrega de elementos de seguridad y se ofreció verificar en el ingenio las demás fichas que por su volumen no fueron llevadas.

* Entrega de ropa 2014. Se informó al sindicato que, como todos los años, antes del inicio de la zafra 2014 se entregarán las dos mudas de ropa de trabajo y calzado de seguridad de la calidad solicitada. La ropa de trabajo ya fue adquirida.

* Ingreso del personal transitorio. Se indicó al sindicato que este personal ingresaría conforme con los cronogramas de ingreso que todos los años se aplican. La obligación de la empresa es darles trabajo en la temporada, no obstante se los llama antes del inicio de zafra y se les da tareas luego de finalizada la zafra según cronogramas de tareas. El paro impide el ingreso de trabajadores que ya deberían haber ingresado.

* Bajar el destajo de plantación de 12 surcos actuales a 6. En toda la actividad los surcos a plantar son 15, en el Ingenio San Isidro son 12. La empresa se ofreció a discutir este tema una vez levantada la medida de fuerza, teniendo en cuenta que la aplicación de esta medida recién tendrá efecto en la zafra 2014-2015.

* Trabajar en el campo las 44 horas semanales que indica la ley 26.727, pero cobrar 48 horas. El pedido excede la lógica de la relación contractual entre el ingenio y los trabajadores.

“La empresa incumple con la ley”

“Es un paro totalmente legal, por tiempo indeterminado, y se va a ir agravando con el paso de los días. El mensaje es claro, tienen que sentarse y negociar”. Sin rodeos, el secretario general del Sindicato de Trabajadores del Azúcar del Ingenio San Isidro, Mariano Cuenca, ratificó la medida de fuerza y envió un mensaje a la empresa: “Tuvieron tiempo de cumplir con los pedidos de los trabajadores durante el tiempo que duró la conciliación obligatoria, no vamos a levantar la medida ni para negociar”.

Consultado por El Tribuno, Cuenca manifestó que “el paro estaba mocionado para el 10 de febrero y, acatando la conciliación dictada de oficio por el Ministerio de Trabajo, se pasó para el 4 de abril, fecha en que empezó la medida de fuerza que ahora es por tiempo indeterminado”.

“Lo que reclamamos es el cumplimiento del Convenio Colectivo de Trabajo 12/88, pero no hay ningún avance en las negociaciones”, advirtió Cuenca y anticipó que “el lunes a las 15 hay una nueva audiencia entre la Fiscalía de General Gemes, el Ministerio de Trabajo, la empresa y los trabajadores para tratar de acercar posiciones. Hasta entonces mantenemos el paro y el bloqueo”.

El titular del sindicato admitió que no hay avances en la negociación porque “ellos (la empresa) siguen con la postura de levantar la medida de fuerza para negociar y la gente quiere soluciones antes de levantar el paro”.

“Son 750 trabajadores los compañeros que están en huelga, entre permanentes y temporarios”, indicó Cuenca para luego recordar que “el viernes pasado hubo una marcha multitudinaria de la que participaron unos 2.300 personas porque no solo se convocó a los trabajadores y sus familias sino a toda la gente del departamento”.

Según el dirigente: “La gente nos apoya porque entiende que los trabajadores del Ingenio San Isidro tienen mucho que ver en la economía del departamento, porque son ellos los que gastan la plata aquí, son ellos los que van al quiosco o contratan albañiles”.

“Queremos destacar que aquí, en Argentina, hay que sentarse en una mesa negociadora y buscarle la solución a los incumplimientos por parte de la empresa. No hay otra, a la huelga no la van a poder romper. Hoy la gente está más fuerte que nunca”, aseveró.

Finalmente, Cuenca manifestó que el jueves “hubo un acto para recordar el Día del Trabajador y qué mejor manera de hacerlo que llevando adelante esta lucha para hacer valer nuestros derechos”.

Comentá la nota