Trabajadores de la carne: sigue conflicto

Las autoridades del Frigorífico General Pico y del Sindicato de la Carne no lograron arribar a un acuerdo en la reunión que se celebró el lunes en la dependencia local de Relaciones Laborales, donde se dictó la conciliación obligatoria y se dispuso que las negociaciones pasaran a un cuarto intermedio hasta el 27 de julio. 

Los trabajadores, nucleados en el gremio que conduce Antonio Loza, reclaman el pago de un premio por asistencia perfecta correspondiente a junio que equivale al 18 por ciento del sueldo. Desde la empresa frigorífica señalaron que el premio no se otorgó debido a que un sector de la planta no cumplió con el convenio que se firmó y homologó el mes pasado. 

El abogado del Frigorífico General Pico, Gastón Pellegrino, señaló que el conflicto se generó durante el mes de mayo, cuando notaron que había una "baja en la producción, en el sector faena". 

"A como venían trabajando históricamente, bajó de manera rotunda el ritmo y empezaron a quedar animales de un día para el otro, es decir que no se completaba la faena del día. En virtud de eso se hace una negociación con los empleados representados por el sindicato, y en junio se firma un convenio en el que se acuerda que los trabajadores tienen que volver al ritmo de faena histórico que tenían, a trabajar normal como lo hacían hasta abril y las primeras semanas de mayo, y el frigorífico les daba un premio por asistencia perfecta del 18 por ciento a toda la planta", sostuvo el letrado. 

Además indicó que a finales de junio, los empleados "no habían vuelto a su ritmo normal de trabajo", por lo cual incumplieron con el convenio firmado, y no se otorgó ese premio del 18 por ciento. 

Ritmo de faena.

Pellegrino destacó que la industria frigorífica atraviesa por una dura crisis en todo el país, y que la empresa piquense hace un esfuerzo muy importante para mantener los puestos de trabajo. Además subrayó que el frigorífico pagó en fecha el sueldo y el aguinaldo completo, y que se tiene la voluntad de abonar el premio siempre que se cumpla con lo firmado. 

"Desde la empresa está la voluntad de pagar, siempre se ha cumplido con todo lo firmado, pero si el convenio no se cumple desde la otra parte, la empresa no paga el premio que se dio con una contraprestación, que es que se volviera todo a la normalidad, pero como no se volvió a la normalidad, el premio ese mes no corresponde", dijo. Agregó que desde la empresa se busca llegar "a buen puerto", y que si se consigue que la producción vuelva a su ritmo habitual, el premio se otorgará.

Además explicó que el premio por asistencia perfecta que se acordó con el sindicato, es una suma no remunerativa, aparte del monto acordado en paritarias, que se otorgará el mes que los trabajadores "cumplan con el ritmo histórico de faena". 

El abogado de la firma piquense indicó que en este momento "se está en conciliación obligatoria", y que durante una sola jornada se dispuso una medida de fuerza, además del paro impulsado por el Senasa, que es "externo a los empleados y a la empresa, por lo tanto no hay faena por esa razón". 

Cuarto intermedio. 

A raíz de este conflicto se dictó la conciliación obligatoria en el Ministerio de Trabajo, y en la primera audiencia no hubo acercamiento de las partes, entonces se pasó a un cuarto intermedio hasta el 27 de julio. 

El representante de la firma cárnica, dijo que la empresa en sí atraviesa por un difícil momento que afecta a todo el sector en el país, y que este conflicto "no ayuda para nada". 

También sostuvo que el conflicto es sólo con el sector de faena, que no ha vuelto al ritmo histórico de faena diaria, que es de casi medio centenar de animales, y que el premio está atado a lo acordado el mes anterior. 

"En este momento es un sector particular el que no está volviendo a los ritmos normales. Si las partes usan el sentido común y se acercan, pueden llegar a buen puerto, y si no, estamos viendo un problema que puede ser más grave", puntualizó. 

Comentá la nota