Trabajadores de Cinpal liberaron el acceso al Parque Industrial tras una orden de UOM central

Trabajadores de Cinpal liberaron el acceso al Parque Industrial tras una orden de UOM central

Los trabajadores de Cinpal que estaban cortando la entrada al Parque Industrial se encontraron con una desagradable sorpresa ayer por la tarde cuando llegó una orden de UOM central de levantar la medida de fuerza. Con un dejo de tristeza y sin saber de ahora en más qué hacer para obtener respuestas, admitieron que se sienten “traicionados” por el sindicato y que pensaban resistir cuando viniera Gendarmería a desalojarlos.

Cabe recordar que los operarios habían cortado la entrada al predio el martes alrededor de las 6, permitiendo solo el ingreso a pie. Ante tal situación, el Municipio presentó un amparo en la Justicia con el fin de garantizar la posibilidad de libre tránsito.

La jueza se expidió en forma favorable ante la medida cautelar del Municipio y determinó que se debía levantar la protesta en la entrada del predio.

No obstante, ayer por la tarde aún no habían sido formalmente notificados de esa resolución, cuando alrededor de las 18 llegó la orden del secretario general de la UOM central, Antonio Caló, de levantar la protesta.

“El gremio nos

soltó la mano”

Franco Sevenauts, uno de los operarios, explicó que “la decisión no la tomamos nosotros. Desde UOM central, Antonio Caló, dio la orden de que se levantara el piquete, de que abran paso para que entren los camiones”.

En cuanto a si tuvo que ver esa orden con el amparo que presentó el Municipio, admitió que “no sé si tuvo que ver con eso porque supuestamente iba a venir Gendarmería mañana a la mañana (por hoy)”.

“Nosotros íbamos a tratar de aguantar lo más posible, pero vino de arriba esta directiva de la UOM y tuvimos que liberar la entrada. Yo realmente como afiliado me siento totalmente defraudado por el gremio. Siento que no nos representa para nada porque nos soltó la mano”, confió.

Y resaltó que “el corte completo fue solo un día pero los obreros pasaban e iban a sus fuentes de trabajo, simplemente dejaban el auto acá, en la entrada”.

En cuanto a la orden de Caló, manifestó que para ellos fue “totalmente inesperado y más del gremio, las personas que nos tendrían que representar”.

Aseguró que el secretario general de la UOM Tandil, Carlos Romano “también estaba sorprendido”.

“Nos sorprendió a todos, no lo esperábamos para nada. Nosotros íbamos a aguantar hasta que viniera Gendarmería y ver qué pasaba”, afirmó.

“No tenemos

respaldo”

Contó que a partir de ahora “vamos a agruparnos y ver cómo seguimos” pero adelantó que “la toma va a seguir, porque queremos proteger las instalaciones y que no haya ningún tipo de vaciamiento, porque es nuestra garantía en última instancia. Acá seguiremos en la entrada pero el corte no lo podremos hacer evidentemente”.

En cuanto a la medida cautelar presentada por el Municipio, expresó que “estoy re enojado” y admitió que “yo lo voté a (el intendente Miguel) Lunghi, hice un corte de boleta y lo voté. Pero no lo voto más, si no puede ver que el eje del problema no es que le entren los camiones a los señores importantes del Parque Industrial, el eje es que nos resuelvan la situación a nosotros”.

“Hace 21 días que estamos con esta situación y la verdad es que no tenemos garantías ni del ministerio, ni del Municipio, ni de Provincia, ni de Nación, independientemente del partido político, esto no es política”, recalcó.

Pero planteó que “no tenemos respaldo, y esta situación es negativa para todos los trabajadores, no solamente para los metalúrgicos porque queda sentado un precedente de que no hay respaldo de nada, ni nadie. No es bueno para ningún trabajador”.

A su vez, contó que “los que venían a trabajar al Parque Industrial, más allá de que alguno estaría enojado, que tiene razón, pero hay mucha gente que nos apoyaba, nos daba aliento para seguir y que no aflojemos”.

Una “traición”

Y lanzó que “esto fue una traición total” y afirmó que “la verdad que no se puede creer”.

“Fue una traición de Caló porque Romano ha cumplido, nos ha apoyado. Yo soy bastante crítico del sindicato pero la verdad me sentí respaldado por Romano y la gente de Tandil”, subrayó.

Consideró que “el Municipio se va a tener que mover más. No nos tienen que pagar el salario, nos tienen que dar una garantía de algo, que los traigan a los brasileños, que le den salida al tema, que vendan, que echen, que reduzcan, que hagan lo que tengan que hacer, pero que definan. Esto así no puede estar”.

El trabajador expresó que para ellos esta situación es “un desgaste muy grande, hay gente que tiene dos entradas de salario en una casa y que más o menos lo pueden sobrellevar, pero el agua nos tapó a todos, a algunos más que otros. Hay compañeros que alquilan, está muy difícil y no podemos tomar ninguna decisión porque no sabemos qué va a pasar con esto”.

“La toma no se larga bajo ningún punto de vista y acá nos quedaremos hasta que podamos”, enfatizó.

Finalmente, cuestionó que “hace 21 días que estamos acá y el Intendente no se hizo presente. Estuvo Civalleri el primer día con Marcos Guazzelli pero la verdad es que garantías no nos dio ninguna. Son 40 puestos de trabajo que estamos esperando que se definan”.

La resolución

de la jueza

En cuanto al amparo, la jueza dispuso “hacer lugar a la medida cautelar innovativa solicitada, disponiendo que la demandada deberá en el plazo de dos horas de notificada la presente, abstenerse de bloquear el acceso y la circulación de tránsito vehicular o de personas en el área exterior e interior del Parque Industrial Tandil”.

Y agregó que “bajo apercibimiento en caso de incumplimiento de aplicar las sanciones conminatorias previstas por el artículo 37 del ritual y efectivizar la medida mediante la fuerza pública, sin perjuicio de la intervención que corresponda en caso de desobediencia, al fuero represivo”.

Las gestiones

del Municipio

El intendente Miguel Lunghi habló ayer sobre el conflicto de Cinpal antes de que se conociera el levantamiento del bloqueo, y precisó que desde el Municipio se realizaron gestiones tendientes a destrabar la situación.

Contó que él mismo habló con “el secretario privado del secretario general -a nivel nacional- de la UOM, Antonio Caló; el del ministro de Trabajo provincial, Marcelo Villegas; el de su par de la Nación, Jorge Triaca, con la cancillería”.

Por otro lado, también indicó que están pidiendo para que se realice la reunión con el gerente de Cinpal, Joaquim Carvalho, en pos de solucionar el problema, es decir, que “la empresa abone los meses que adeuda y los indemnice”, afirmó, aunque no descartó que -una vez resuelto lo económico- las partes analicen otras alternativas posibles.

Consultado si le sorprende la postura de la empresa brasileña, que por el momento no dio una respuesta concreta sobre el futuro de la planta en nuestra ciudad, Lunghi confesó que no los conoce y aclaró que “Cinpal tiene cinco mil obreros en Brasil, pero acá es Cinpal Argentina; no solo Cinpal Brasil, es decir, acá hay accionistas que son argentinos, que son responsables de la empresa”.

El jefe comunal lanzó que “hay muchas cosas en la Argentina que no son correctas. Cuando a cualquiera le va mal, lo correcto es venir, dar la cara, explicar y llegar a un acuerdo con los obreros. Pero desaparecer así me llama la atención”.

El derecho a trabajar

Por último, si bien aseguró que “hay que seguir apoyando a los obreros que tienen el derecho a la huelga, cobrar y tener lo que han trabajado”, insistió en que además “hay otras 700 personas que tienen el derecho a seguir trabajando”, con lo cual justificó el recurso de amparo presentado.

Remarcó que “muchas fábricas quiebran, pero tienen que pagar. En el caso de no poder pagar completo, tendrán que hacerlo en cuotas, pero tienen que dar la cara, sentarse con los empleados y el gremio. Es lo que corresponde”.

Comentá la nota