Trabajadores del Colón llevan su reclamo a la Legislatura

Trabajadores del Teatro Colón, delegados sindicales y diputados de la Ciudad reiteraron ayer, en la Legislatura porteña, el rechazo a la decisión del Gobierno porteño de despedir a ocho empleados del teatro.
Trabajadores del Teatro Colón, delegados sindicales y diputados de la Ciudad reiteraron ayer, en la Legislatura porteña, el rechazo a la decisión del Gobierno porteño de despedir a ocho empleados del coliseo, siete de los cuales pertenecen a la junta de ATE, y calificaron la medida como un "avasallamiento" de parte de la gestión macrista.

"Queremos defender un modelo de teatro de producción propia, pero también nuestro derecho a organizarnos como trabajadores. Pedimos a todas las fuerzas sociales que se sumen a esta pelea que es un agravio inconstitucional a los derechos de los trabajadores", dijeron los delegados cesanteados Máximo Parpagnoli y José Piazza durante una conferencia de prensa en la Legislatura.

Asimismo aseveraron que el jefe de Gobierno porteño Mauricio Macri y el director del Teatro, Pedro Pablo García Caffi, "están queriendo sentar un precedente que, de tener éxito, será un ataque contra todas las organizaciones sindicales del país, un ataque al corazón mismo de los trabajadores".

Hace casi un mes, el Gobierno porteño cesanteó a ocho trabajadores del Teatro, de los cuales siete son delegados: Piazza, Parpagnoli, Susana Benítez, Carlos Flores, Pastor Mora, Ricardo Ochoa, Patricia Pérez, y a Carlos Fernández, el único de los despedidos que no ejercía una representatividad sindical.

Hace dos semanas, una jueza en lo laboral ordeno a las autoridades del Colón reconocer a Fernández como delegado elegido por sus compañeros, respetarle sus fueros sindicales y reintegrarlo al Máximo Coliseo.

En tanto, en la conferencia, en la que estuvieron presentes los diputados Fabio Basteiro y Laura García Tuñón, los trabajadores señalaron que "el macrismo intenta cambiar el modelo de teatro sin respetar lo que las normativas vigentes exigen, excluyendo de esa discusión a los trabajadores".

"Si desde un primer momento nos hubieran convocado tal cual lo indica le ley de autarquía, la 471 y la Constitución de la Ciudad de Buenos Aires, esto se podría haber evitado. Sin embargo el gobierno eligió el camino de la confrontación, del avasallamiento y el amedrentamiento", concluyeron.

Comentá la nota