Los trabajadores de Curtarsa iniciaron una guardia en la fábrica

Los trabajadores de Curtarsa iniciaron una guardia en la fábrica
Tras conocerse la noticia de la quiebra de la firma, los operarios decidieron quedarse dentro de la planta. “No nos vamos a retirar por más que lo diga el síndico. Queremos seguir trabajando”, sostuvo Fernando Girado.

Conocida la noticia de la quiebra decretada de la firma Curtarsa SAIC, los trabajadores iniciaron una guardia en la planta de Jáuregui con el objetivo de resguardar las utilidades y mantener la producción de la desvencijada curtiembre. "No nos vamos a retirar por más que lo diga el síndico. Queremos seguir trabajando. Si nos retiramos, perdemos todo", sostuvo Fernando Girado, uno de los trabajadores y conductor del Sindicato de Obreros Curtidores (SOC).

Otra vez diciembre fue la fecha elegida por los propietarios de la curtiembre para iniciar un proceso de vaciamiento de la empresa. Aunque esta vez, la situación llegó al límite del decreto de quiebra tras el pedido de Beppe Ambruoso. "La situación es similar en parte a la vivida en el 2010 porque evidentemente va a haber que hacer guardia para cuidar el patrimonio de los trabajadores. Es lo único que les queda para cobrar lo que les deben o seguir trabajando. Es el cuidado de la empresa. Y en cuanto hace dos años no pasaba lo que sucedió hoy con el decreto de la quiebra. Se desapoderó a la persona que era titular de todo este predio, pasa a manos de la sindicatura y de ahí veremos cómo resolver para que los trabajadores sigan con la empresa o con alguna forma de mantener la productividad", afirmó el abogado Oscar Escuredo.

Sin embargo, la intención de los operarios en mantener la producción. Incluso diagramaron un cronograma a partir del miércoles para poner en funcionamiento la planta con la rotación de los trabajadores. "Tenemos un compromiso con los fasoneros y le queremos cumplir. La idea es hablar con ellos y seguir generando trabajo para todos los compañeros. Es la única forma de sobrevivir. Este Tano sinvergüenza se llevó todo. Esperemos que la Justicia haga algo", afirmó Girado.

Por su parte, el letrado dijo que "la gente tiene que seguir viviendo y comiendo. Por lo tanto, si hay trabajo para entregar, se le va a hacer. De eso depende también el trabajo de ellos, de la responsabilidad. Después plantearemos todo lo que sea legalmente y vamos a respetar a la sindicatura. Pero en principio hay un deber de primera necesidad que es la comida de los trabajadores".

Durante la tarde, efectivos policiales y personal judicial realizó un inventariado de la planta. "Ahora el juez, a través de la sindicatura, pasa a preservar el patrimonio en la legalidad. Y en los hechos lo van a hacer los trabajadores", detalló Escuredo.

"Ambruoso ahora pasará a ser un quebrado, va a ser un paria que no va a poder salir ni siquiera del país. No sé de qué le sirve esto, porque había alternativas mejores. Agarra así a los trabajadores en medio de una feria judicial y en las fiestas, por lo que la situación es más sensible todavía", cerró el abogado de los trabajadores.

Coment� la nota