Trabajadores del EPEN profundizan la protesta pero mantienen las guardias

Trabajadores del EPEN profundizan la protesta pero mantienen las guardias
Lo decidió el plenario del gremio. Denunciaron un "estado de abandono de las instalaciones, que en algunos casos llevan 6 meses sin mantenimiento".
El plenario provincial de los trabajadores del EPEN resolvió ayer mantener el estado de asamblea permanente y profundizar la protesta, aunque garantizarán las guardias mínimas. La decisión se tomó por mayoría luego de tres horas de debate donde se repasó el conflicto con el gobierno provincial que ya transita su tercer mes.

Del plenario participó el secretario general del Consejo Directivo Nacional de ATE, Julio Fuentes.

Los gremialistas denunciaron el "estado de abandono de las instalaciones del EPEN, que en algunos casos llevan más de seis meses sin mantenimiento alguno".

Según Fuentes, "los trabajadores han tenido también un gesto como para no salir ni a cortar rutas ni a nada que se le parezca, para que el Gobierno también se avenga a encontrar un camino de solución".

Antes de la votación, Luciana Colantonio, representante de los trabajadores en el Directorio del ente, y el paritario y diputado Alfredo Marcote realizaron un análisis de situación en la que calificaron de traición actitudes de “compañeros” en el organismo y de “intromisión del Gobierno en el Directorio".

Marcote ejemplificó al decir que la idea de descontar los días de paros y los destrozos en las oficinas del EPEN surgió en el interior del organismo. Agregó que “un compañero redondeó el fondo eléctrico para abajo.

“De los 4 millones de pesos propuestos para el fondo lo redondeó en 2,5 millones pesos”, afirmó Marcote.

Colantonio se refirió a distintas reuniones entre el directorio de la empresa y el Ejecutivo donde se discutió la “disolución del directorio y del EPEN”.

“Hay compañeros que se reunieron con Nicola para disolver la empresa. Tendríamos que estar todos unidos en el mismo camino y no jugando a las escondidas entre nosotros”, subrayó la representante obrera.

El plenario se inició en la esquina de La Rioja y Belgrano y contó con la participación de trabajadores de toda la provincia. Luego se trasladó a la sede de Sejun para deliberar sin la presencia de la prensa. Acompañaron el reclamo una delegación de Fasinpat y trabajadores textiles (en lucha por el despido de Norma Brizuela). Estuvo presente la conducción local de ATE e integrantes de la CTA.

“Es lamentable la actitud oficial de no convocar al diálogo. Llamamos a la reflexión porque esto no es un juguete, es la empresa provincial de energía. Hay que manejarse con cuidado y cautela y no puede someter a todo el pueblo de Neuquén a la zozobra de no saber si en media hora va a haber energía eléctrica o no. Acá algo pasó, algún cable se cruzó al Gobierno, que no se quieren sentar a buscar soluciones sino que doblan la apuesta y la traban”, sostuvo Fuentes.

Para el diputado del Frente de Izquierda y los Trabajadores Raúl Godoy, el conflicto del EPEN trasciende lo salarial porque desde el Ejecutivo se quiere poner en juego “el derecho a huelga”. Godoy aclaró que si el EPEN está de pie “es por la lucha de los trabajadores en la calle que impidieron su privatización”.

Comentá la nota