Los trabajadores de las estaciones de sevicios irán a un paro de actividades

El sindicato que nuclea a los empleados de estaciones de servicio anunciará un cese de actividades posiblemente para la semana próxima en repudio a la falta de precisiones de la petrolera YPF al reclamo de preservar la actividad y las fuentes de trabajo, al finalizar, sin resultados positivos, la conciliación obligatoria.
Finalizada la conciliación obligatoria, dirigentes del sindicato de obreros de estaciones de servicio concurrieron al Ministerio de Trabajo para conocer la respuesta de la petrolera YPF al reclamo por la renovación de los contratos, contra el cierre de estaciones de servicios y por el mantenimiento de las fuentes de empleo.

El secretario general de Federación de Obreros de Estaciones de Servicio y Garajes de la República Argentina (FOESGRA), Carlos Acuña y el representante gremial, Andrés Doña, fueron recibidos por las autoridades de la cartera laboral y dos referentes de YPF, quienes a través de un escrito, deslindaron las responsabilidades de la compañía frente al cierre de las bocas de expendio y la pérdida de la fuente laboral derivada de esta situación.

Los gremialistas consideraron insuficiente las respuestas de YPF y dieron por terminada la reunión.

Los dirigentes afirmaron que la réplica de la empresa los liberaba para tomar las medidas que consideren necesarias al tiempo que le recriminaron que tal decisión atenta contra las pymes de sus propias estaciones de servicio.

Al salir del edificio de calle Callao 101, los trabajadores adelantaron que la semana próxima convocarán a un plenario de delegados para confirmar medidas de fuerza.

"Pondremos a consideración lo sucedido en la sede de Trabajo y determinaremos la metodología del paro, ya no hay más opciones, esta fue la última vez que nos vemos las caras", expresó con resignación el vocero de la Federación que nuclea a los empleados.

"Nosotros cumplimos, agotamos todas las instancias que nos exigieron. Lo único que hicieron fue dilatar la resolución del conflicto", agregaron los gremialistas.

"Dicen que abastecen y falta nafta en todas partes, hasta el Gobierno acompaña nuestro reclamo", sentenciaron.

Hace dos meses atrás, miles de manifestantes marcharon hasta la sede central de YPF bajo la consigna de exigir mayor volumen de combustibles en los surtidores y evitar que sigan cerrando las bocas de expendio en todo el país. La movilización era el prólogo de una medida de fuerza durante las fiestas de fin de año, que fue paralizada por el dictado de la conciliación obligatoria.

Las petroleras replicaron que maximizarían sus esfuerzos para evitar que se produzcan faltantes.

En un comunicado, YPF afirmó que hizo "un esfuerzo de producción y logística adicional al habitual para garantizar el normal abastecimiento de combustibles de su red ante la protesta sindical".

Durante el año 2011 se cerraron cerca de 187 estaciones de servicios en todo el país a pesar haberse producido un record de ventas de 0 kilómetros, o de haberse aumentado los volúmenes de ventas de combustibles o de haberse incrementado los precios de las naftas, lo que motivó la protesta de los trabajadores, quienes reclamaban a la empresa que tiene la mayor cantidad de bocas de expendio una mejora en las condiciones, tanto de ventas como de provisión de combustibles.

En medio del conflicto que mantiene el Estado nacional con las petroleras, a quienes acusó por presunto abuso de posición dominante en el mercado de combustibles al vender a las empresas de transporte gasoil a granel más caro que en las bocas de expendio, ahora se suma la "promesa" de medidas de fuerza por parte del gremio que nuclea a los trabajadores de las estaciones de servicios de todo el país.

Comentá la nota