Trabajadores estatales expresaron su disconformidad en una concentración conjunta

Trabajadores estatales expresaron su disconformidad en una concentración conjunta

Los trabajadores docentes y auxiliares de la educación se concentraron ayer cerca del mediodía frente a la obra social SEROS, para unirse más tarde a la panfleteada que realizaban los trabajadores de la salud frente al Hospital Regional.

La jornada se encuadra en el paro provincial convocado por la CTA (Central Argentina de Trabajadores) en reclamo por la eliminación de la cuarta categoría del pago del Impuesto a las Ganancias.

“No vamos a finalizar 2014 sin iniciar alguna medida”

La secretaria general de la Regional Sur de ATECh, Carolina Flecha, informó que “continuamos con el estado de alerta y ya estamos diciendo que no vamos a llegar a la culminación de 2014 sin iniciar ningún tipo de medida, si no nos otorgan el 80 por ciento de zona” para el Sur de Chubut. La dirigente sostuvo que la medida de fuerzas se fundamenta en que “se está incumpliendo una paritaria”. Además de la zona, reclaman un bono compensatorio de fin de año y el pago de horas cátedra adeudadas en educación superior y secundaria. Por otro lado, Flecha reclamó también por el estado de la infraestructura y equipamiento a las escuelas. En ese marco, desde ATECH Sur denuncian la “vulneración de los derechos de alumnos y docentes con la llamada inclusión, sin recursos humanos y materiales para garantizarla, convirtiendo a las escuelas en guarderías”. En ese marco, “no garantizan cobertura de todos los cargos y no cumplen la ley de riesgo de trabajo” sostienen los docentes.

Salud, a la espera del paro

Desde el Hospital Regional, si bien realizarán el paro la semana próxima (11 y 12 de noviembre) los trabajadores realizaron una panfleteada y un acto al que se sumaron los trabajadores de la educación. En este caso, el dirigente de ATE Gerardo Coronado (miembro paritario por esta ciudad) recordó que en la última mesa de negociación el gobierno no superó la oferta del 5,88 por ciento. Coronado sostuvo que “es menos de lo que había trascendido porque ofrecen entre 300 y 1.000 pesos en las categorías más altas que son los menos”. Por otro lado, indicó que “sobre los pases a planta de mensualizados por guardia insistieron con que lo querían condicionar a la aceptación del aumento”. A todo esto, dijo que reclaman “la reincorporación de la compañera despedida de Prosate porque además tiene un hijo enfermo y usó días de licencia para cuidarlo y no la aceptaron. Su hijo tiene bronquiolitis y lo cuidó durante varios días y le sacaron un expediente negativo”, concluyó.

Comentá la nota