Trabajadores estatales se movilizaron en Rawson contra las medidas de Artero

La Asociación de Trabajadores del Estado se movilizó ayer hasta la municipalidad de Rawson y el Concejo Deliberante.
El secretario General de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), Omar Navarro, entregó un petitorio a la intendenta electa, Rossana Artero, pidiendo precisiones sobre las políticas laborales que desplegará durante su gestión.

Las calles de Rawson volvieron a ser testigo ayer de una marcha de estatales.

Navarro está a un mes de dejar su cargo como secretario general del gremio a nivel provincial, y estuvo entre los primeros en cuestionar a Artero después de que trascendieran sus declaraciones sobre la política de recursos humanos que aplicará en el municipio de la capital provincial una vez que asuma, en diciembre. Se trata de medidas “alarmantes”, dijo Navarro. Luego detalló que “cuando habla Artero, se nos ponen los pelos de punta escucharla decir los aumentos que otorgará a la planta política y que resuelve sus problemas de cartera”. Luego agregó que esperan tener: “definiciones sobre las políticas dirigidas a los planes sociales, a los trabajadores de planta permanente y creemos que es tiempo para que Artero difunda qué planificación laboral tiene pensado”.

PLANTA POLITICA

La intendenta electa de Rawson fue quien indicó que una de sus primeras medidas cuando asuma será la de reducir “de 29 a 15 los funcionarios políticos” y ejemplificó: “un secretario de Hacienda que maneja un presupuesto de 90 millones anuales no puede cobrar un sueldo de 4.500 pesos por mes”. Artero, quien explicitó su alineamiento con Martín Buzzi, incluso viajó a Comodoro para reunirse con el gobernador electo, subrayó que “el intendente actual gana 7.000 pesos”. Artero elevó el nivel de la polémica cuando afirmó que: “lo que ha hecho esta cuestión es demagogia barata. No se aumentó el sueldo pero se ha robado todas las canteras. De hecho, hay denuncias penales que las vamos a seguir”, advirtió. Por su parte Navarro manifestó que más allá de estas declaraciones: “por lo visto hasta este momento Artero no tiene nada resuelto sobre las políticas laborales que desplegará en el municipio y esperemos poder recuperar la negociación colectiva que es lo propendemos desde el sindicato y no que nos insulten a mansalva como lo hizo la señora intendenta electa”. Artero sostuvo que el municipio que conducirá desde diciembre “es muy pobre; tiene pocos ingresos genuinos y tiene 1.500 empleados, casi como Comodoro. Lo que planteamos es reducir la planta; estamos trabajando en el organigrama. De siete Secretarías quedarán 5 y desaparecerán las subsecretarías. De 18 direcciones generales quedaran 7. Preferíamos reducirla y que un secretario o un intendente gane un sueldo digno para que sea honesto y capaz”.

Afirmó estas medidas no implican un incremento presupuestario porque se reducirá la planta política.

Comentá la nota