Trabajadores estatales de paro

Trabajadores estatales de paro

El día después de las durísimas declaraciones del gobernador Oscar Mario Jorge contra el plan de lucha que sostiene la Mesa Intersindical de gremios estatales, gremios y trabajadores de la administración pública concretaron una serie de manifestaciones callejeras que incluyeron asambleas y volanteadas en tres puntos de la ciudad.

El plan de lucha continuará hoy con otra medida de fuerza, a media mañana una concentración en el hospital Lucio Molas y luego una caravana por varios puntos de la ciudad y finalmente la confluencia de todos los sectores en la rotonda frente a la Casa de Gobierno.

En los volantes que distribuyeron ayer a la población, denunciaron que el gobernador Jorge “se maneja” como patrón de estancia, que a pesar de que los trabajadores quieren dialogar, “Jorge gobierna con decretazos al mejor estilo menemista” y que además “prefiere un autódromo de última generación antes que el bienestar de los pampeanos”.

Completan los reclamos pidiendo urgente tratamiento de temas como “paritarias libres y sin techo; por los convenios de trabajo caídos; por la Ley de Porcentualidad Judicial; por los monotributistas; por el recálculo jubilatorio; por el plus patagónico; por la antigüedad de los explanes y por un 28% para el primer semestre”.

Ayer puntualmente tres manifestaciones se realizaron de manera simultánea: en la rotonda de Avenida Perón y Uruguay, en la rotonda frente al Centro Cívico donde está emplazada la carpa de la Intersindical, en la plaza San Martín y frente al hospital Lucio Molas. Sindicalistas y trabajadores realizaron una batucada y distribuyeron panfletos informativos en esos puntos de la ciudad.

Contra la desinformación

Julio Acosta, del Sindicato Luz y Fuerza La Pampa, detalló sobre las manifestaciones de ayer que la volanteada fue para “contrarrestar la desinformación que promueve el Gobernador, que dice que tenemos que dar una respuesta y en realidad no tenemos que responder nada, cuando acá lo que hay que hacer es reabrir la paritaria”.

El lucifuercista rechazó que “se discuta en los medios lo que se tiene que discutir en el ámbito paritario” y recordó el pedido por el cumplimiento de la Ley 2702 (de Paritarias) y que se reabra la paritaria para abordar temas que quedaron pendientes.

“El Gobierno en forma intolerante ha decretado por su propia decisión que las paritarias se van a suspender y se suspenden y esto no puede ser así. Por eso estamos tratando que la población entienda que la lucha de los trabajadores también fortalece el consumo, el comercio y las fuentes laborales, porque si hay menos poder adquisitivo estamos en crisis todos”, sentenció Acosta.

Para el gremialista, en la conferencia de prensa que brindó el gobernador Oscar Mario Jorge después de la entrega de pensiones en la que fustigó a la dirigencia de la Intersindical “tiró titulares pero no desmintió nada de lo que desde la Mesa Intersindical estamos sosteniendo. No desmintió que fue funcionario de la dictadura, que tuvo mucho que ver con el modelo de los 90 cuando fue intendente y ministro de Economía. Tampoco que quiere ajustar sobre el salario de los trabajadores, ni que hay cientos y cientos de monotributistas y trabajadores precarios en las municipalidades. O sea, del meollo de nuestra solicitada no ha desmentido absolutamente nada”.

Acosta advirtió que en el conflicto el Gobernador “se encuentra muy solo porque todo el arco político de la oposición, hasta el presidente de tu propio partido (por Rubén Marín) está reclamando diálogo y el único que se niega es él”. Y añadió “este aislamiento es producto de una forma no democrática de gobernar que se expresó durante los últimos años”

El titular de LyF La Pampa culminó garantizando que el conflicto permanecerá hasta tanto no se reabra la paritaria y destacó que “hay fortaleza en la Mesa Intersindical y en los trabajadores, y esto se expresa en la carpa, que es mantenida las 24 horas por trabajadores de distintos gremios, con mucho optimismo y la conciencia de no hacerse cargo de una crisis que no hemos producido”.

En Pico se sintió con fuerza en algunos lugares, pero en otros no

El paro dispuesto por la Intersindical de La Pampa tuvo un dispar acatamiento en General Pico, ya que mientras en algunas reparticiones la inactividad fue casi total, en otras la presencia de los trabajadores fue prácticamente la habitual. En este marco, el secretario general de UPCN, Alberto Chirino, denunció que el director del Hospital Gobernador Centeno, Mario García Llerena, no había cumplido con lo pautado respecto a la suspensión de cirugías en el citado nosocomio y que profesionales médicos las habían realizado a pesar de “no ser de urgencia, porque estaban programadas”.

En tanto, la secretaria General de ATE, María Ester Campos, sostuvo que la adhesión al paro era del “95 por ciento” y subrayó que los dirigentes políticos “no se atienden en hospitales, ni mandan a sus hijos a escuelas públicas. Ellos están muy arriba y no pueden comprender a los trabajadores”.

Chirino explicó ante los medios que “acompañados por la comisión interna del Hospital, hemos participado de reuniones porque evidentemente hay situaciones que sugieren presiones a los trabajadores para que no ejerzan su derecho a huelga. Estamos hablando de cirugía que se realizaron cuando, anteriormente, habíamos mantenido un encuentro con los doctores García Llerena y Bocchio (director asociado), para pedirles que las cirugías programadas no se pasaran como urgencias”.

Añadió que “el director se apersonó a la sede del sindicato y nos dijo que hoy (por ayer) no habría cirugías de ningún tipo, pero que necesitaban que mañana (por hoy) sí las hubiera, porque venían profesionales de Córdoba para hacer alguna de alta complejidad. Obviamente, como no somos insensibles, le dijimos que de alguna manera se iba a hacer, nos íbamos a reunir con los compañeros, pero que hoy no tenían que hacerse las intervenciones programadas”.

Reveló que “cuando llegamos nos encontramos con el quirófano preparado y a las 7,30 de la mañana se habían hecho dos cirugías, por lo que queda claro que, o el director no hizo las gestiones que tenía que hacer, o hay alguien que no quiere que los compañeros se manifiesten, aún cuando hay un derecho constitucional que los avala. Nosotros no le estamos haciendo paro a ningún paciente ni a ninguna persona en particular, le estamos haciendo una movida al Gobierno provincial para que se siente a dialogar con los trabajadores para discutir sobre las condiciones de trabajo y en lo que tiene que ver con la situación del salario”.

El dirigente aseguró que García Llerena le dijo que “las cirugías de mañana (por las de hoy) no me interesan, por lo tanto no tendría que haber habido. Está claro que nosotros no somos quiénes para hacer un diagnóstico ni opinar sobre la urgencia o no de una intervención, eso lo tienen que hacer los profesionales, pero evidentemente los médicos pidieron hacerlas, aún cuando estaban programadas y pudieron haberlas, supongo, reprogramado para otros días. Supongo porque no soy médico, pero sabemos que alguna pudo haberse pospuesto para el viernes”.

Al ser consultado sobre si consideraba que había médicos que estaban boicoteando el paro dispuesto por la Intersindical, Chirino respondió que “no diría boicotear, quizá los profesionales evalúan otras cosas, Quizá hay algunos que tiene cirugías programadas en el ámbito privado, y en función de ello deben programar las que se hacen en el ámbito estatal. Esta es una suposición, pero pienso que por allí puede pasar la situación”.

Enfatizó que los trabajadores “tienen la necesidad de dejar en claro que este tipo de cuestiones no es la primera vez que se produce, pero debemos decir que esto no puede ocurrir más, porque el derecho a huelga no puede ser cercenado. Lo demás, debe ser una discusión que el director deberá mantener con los profesionales”.

Chirino sostuvo además que “por otro lado, debe existir una compensación económica para resolver esta cuestión. porque estamos hablando que viene un equipo de Córdoba a operar y suponemos que los médicos traerán a sus asistentes, ya que si no fuera así, se debería reconocer a las personas de Pico que están integrando el equipo de profesionales que vienen de afuera”.

Recordó que en el Hospital “las guardias y las emergencias se atienden, no hay lugar a dudas sobre eso, porque así consta en la presentación que realizamos ante la Secretaría de Trabajo, De hecho, recién hubo que hacer una cesárea de urgencia y los compañeros fueron sin problemas, porque la medida no es insensible ante las problemáticas naturales de la actividad, pero sí planteamos que lo que se pueda dejar para después, se deje para después”.

Concluyó diciendo que en la lucha “todos tenemos que pedir por el salario, porque finalmente la recomposición va a ser para todos, y no conozco a nadie de los que ponen palos en la rueda, que después devuelvan el dinero que reciben como incremento del salario”.

Explicó además que hubo una situación particular en el área de administración del “Centeno”. “El tener directivos tan cercanos a los lugares donde se realizan ciertas tareas, indudablemente, genera una presión para los trabajadores. Indudablemente el paro es legal y podemos manifestarnos sin afectar, ni al jefe directo, ni al resto del personal, La parte administrativa nos debería acompañar, pero son decisiones que toma cada compañero, y en ese marco hemos visto que la mayoría de los servicios, inclusive los que tienen que ver con la parte externa, están adheridos a la medida de fuerza”.

María Ester Campo: “Están muy arriba, es difícil que nos puedan comprender”

Al ser consultada sobre la actividad que se podía observar en el Hospital Gobernador Centeno, María Ester Campo explicó que “hay profesionales que están en otra situación laboral, porque son “Artículo sexto” o “Monotributistas”, lo que hace que, por allí, no puedan adherir al paro. Sí sabemos que en Pico hay un 95 por ciento de acatamiento a la medida, me parece que en la provincia el paro ha sido muy fuerte, porque inclusive los compañeros van tomando conocimiento de lo que ocurre, a diferencia de las primeras medidas, que fueron un poco más flojitas”.

Al hablar de las negociaciones, la dirigente de ATE sostuvo que “actualmente están estancadas, porque hay un gobierno provincial que no quiere abrir la negociación, que es lo que estamos esperando. Si bien nos dicen que ellos han entregado una propuesta, lo que nosotros pedimos es que se abran las paritarias, que se hagan las negociaciones como corresponde y que, en esa mesa, sienten a paritarios que conozcan de la situación y puedan tomar decisiones”.

“Sabemos que estamos perjudicando a la población, es cierto, pero nosotros queremos decirle a la gente que lamentablemente los políticos no se atienden en los hospitales, ni mandan a sus hijos a las escuelas públicas, por lo tanto no están en contacto con la gente, no saben lo que le ocurre a los trabajadores, y al resto de la población. Ellos están muy arriba, por lo tanto es difícil que nos puedan comprender”, agregó.

Sostuvo que “la ceguera y la sordera de este hombre (por el Gobernador) ha hecho que tengamos que implementar distintas medidas de fuerza, entre ellas, la carpa en la ciudad de Santa Rosa, pero lamentablemente no logramos ser escuchados”.

Comentá la nota