Los trabajadores de APE "festejaron" los 20 años sin convenio colectivo

En enero de 1992 el por entonces gobernador Rubén Marín suspendió el Convenio Colectivo de los trabajadores de la energía de La Pampa. Desde esa época el sindicato de Luz y Fuerza viene reclamando la restauración de los derechos que perdieron. Iniciarán un plan de lucha.
Los dirigentes del Sindicato de Luz y Fuerza La Pampa anunciaron este miércoles, al cumplirse 20 años de la suspensión, el inicio de un plan de lucha para recuperar el Convenio Colectivo de Trabajo que fue suspendido en el marco de una ley de emergencia durante los años '90.

"Le estamos dando inicio a un plan de acción con esta conferencia. No descartamos ninguna medida. Las medidas las van a tomar las asambleas", anunció el secretario General de LyF, Julio Acosta.

El próximo 25 de febrero los trabajadores de energía realizarán un encuentro provincial para analizar las respuestas que han tenido del gobierno. "En el plenario vamos a resolver. Se evaluarán las medidas que vamos a tomar", dijo.

"En todas las provincias el sector eléctrico tiene su convenio su norma que regula la actividad. No es el caso de La Pampa. Destacamos que desde la gestión kirchnerista se han homologado más de 7000 CCT en toda la república argentina pero La Pampa ha quedado exenta de todo esto en el sector eléctrico", dijo Marcela Corallo.

Además del reclamo de un marco legal para los trabajadores de la energía, los dirigentes se quejaron porque los empleados contratados de la Administración Provincia de Energía no fueron pasados a planta permanente el año pasado.

"A diciembre del año pasado ingresaron todos los agentes de la administración pública a planta permanente. No es el caso de los trabajadores de la APE que estaban contratados y que vienen cumpliendo funciones como monotributista desde hace 10 años y no pasaron a planta, aseguró.

"Todos los años venimos reclamando y haciendo gestiones con el gobernador. El se ha comprometido a solucionar temas por sector. Después de salir a firmar en todas las estaciones transformadoras de la provincia, que era requisito que todos los compañeros estemos de acuerdo para poder recategorizar, el gobernador no cumplió con esa promesa. Hicimos la firma de todos los compañeros y hasta el año pasado no firmó para enviar a la Cámara de Diputados para que se apruebe el pase a revista", explicó el dirigente, Prudencio Fernández.

- ¿Por qué el gobernador no quiere adherir al convenio?

- No se, será un capricho del gobernador. Es lo que entendemos. Creemos que todos los trabajadores necesitamos un marco legal que nos regule para reclamar nuestros derechos y nuestras obligaciones. Si nos tienen que sancionar que nos sancionen por la ley que corresponde.

- ¿En estos 20 años que argumentos han dado?

- Los argumentos son económicos, exclusivamente económicos. Nosotros queremos un marco legal. Ir a paritaria y discutir un convenio con el gobierno, nosotros poner nuestras condiciones y ellos que pongan sus condiciones. Queremos un marco legal.

- ¿Los trabajadores de energía tienen un sueldo más alto que los trabajadores de la Ley 643?

- No conozco los sueldos de la ley 643. No se puede comparar la actividad.

Hay una cuestión fundamental. Los Convenios Colectivos fueron suspendidos en los años '90 en el marco del modelo neoliberal. Este gobierno ha mantenido esa tesitura con el propósito de ajustar sobre los derechos de los trabajadores. Por eso hay trabajadores que hace 20 años que están haciendo el reemplazo de una categoría y no la pueden cubrir porque no se le otorga esa categoría. Por lo tanto, de esa manera el gobierno provincial ajusta sobre los derechos de los trabajadores y sobre los salarios.

Por eso el reclamo tiene que ver con la recuperación del marco legal que reintegre los derechos que se perdieron en los años 90. Es una demanda que es absolutamente justificada porque en el resto de las provincias todas las empresas de energía del estado provincial tienen un marco legal.

Comentá la nota