Trabajadores hoteleros cobran bono de fin de año “en especias”

Trabajadores hoteleros cobran bono de fin de año “en especias”

Reciben vales para nafta y alimentos. Así se acordó en negociaciones puntuales que llevó adelante la Uthgra con el hotel Llao Llao y otros establecimientos. Zúñiga justificó que por “la profundidad de la crisis y la inflación, teníamos que buscar soluciones innovadoras”.

El demandado bono de fin de año, o plus no remunerativo, se está cancelando en algunos sectores privados en vales o tickets para la compra en supermercados y nafta. Se trata de una “solución innovadora” que, en algunos casos, destrabó negociaciones que parecían encaminadas al fracaso. Así lo explicó a ANB el secretario Gremial de la Uthgra, Ovidio Zúñiga, quien explicó que el marco de “crisis e inflación” obligó a “tomar este tipo de salidas”.

El caso más emblemático de estos acuerdos es el del hotel Llao Llao, que concentra a 392 trabajadores. Originalmente, los empleados reclamaron, con el apoyo del gremio, un bono de 2.500 pesos, en un sólo pago. Pero ante la negativa empresarial, comenzó una tensa negociación, que incluyó tres asambleas y reuniones con los directivos del hotel.

Finalmente, se acordó -y así fue ratificado este lunes ante la secretaría de Trabajo de la Provincia-, el pago de 4.500 pesos como bono no remunerativo, pero en cinco cuotas de 900 pesos, y en vales. De acuerdo al convenio, los trabajadores podrán gastar mensualmente hasta 400 pesos en nafta y 500 en mercadería de supermercado, y contra presentación de los tickets correspondientes se les restituirá el dinero.

“Es un buen acuerdo dentro de la situación. Con la inflación hacemos cosas que no pensábamos, porque es el trabajador el que siempre se empobrece con la situación inflacionaria”, planteó Zúñiga.

En tanto, los trabajadores enrolados en la Uthgra que se desempeñan en el Casino acordaron un bono de mil pesos en órdenes de compra para supermercados.

El sindicato mantiene las negociaciones con el los representantes de los hoteles Panamericano, Inacayal, y Edelweis. Además, logró un pago en efectivo de 3 mil pesos para los trabajadores del hotel Nahuel Huapi.

En el caso de turismo estudiantil, los 1200 trabajadores comprendidos en los convenios de los hoteleros y gastronómicos, obtuvieron hace más de un mes y medio, 2 mil pesos de bono en cuotas.

“En otros establecimientos más chicos no hubo requerimientos puntuales de los trabajadores”, explicó Zúñiga a ANB, y detalló que debieron encarar las negociaciones de forma puntual, ya que por el acuerdo global alcanzado a nivel nacional “era imposible reabrir la paritaria. Si pedíamos un bono general para todos los afiliados, teníamos que reabrir la paritaria, y no creo que hubiésemos tenido luz verde de empresarios y la Secretaría de Trabajo”, explicó.

Comentá la nota