Trabajadores del Inidep reclaman que los buques salgan a navegar

Advirtieron que los barcos de investigación están inactivos. También pidieron el pase a planta permanente de los monotributistas. Y el pago del salario en blanco.

Que los buques de investigación no salen. Que no se incorpora a la planta permanente a monotributistas que trabajan hace más de 15 años. Y que buena parte de los empleados cobra el "80 por ciento" del sueldo en negro. En esos tres puntos se puede resumir el reclamo que ayer hicieron público trabajadores del Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero (Inidep).

Con el respaldo del Simape (Sindicato Marítimo de Pescadores), realizaron una concentración a las puertas de la sede del organismo que obligó a cortar el tránsito en la Escollera Norte. De las irregularidades responsabilizaron al subsecretario de Pesca de la Nación, Néstor Bustamante, y al nuevo director del Inidep, Otto Wholer.

"Desde junio Bustamante nos está diciendo que por el proyecto Pampa Sur los barcos van a salir a navegar. Pero los barcos todavía están inactivos. No hay ninguna solución. Y en noviembre se declaró incompetente para solucionar el problema", se quejó el cocinero embarcado Milton Vega.

Advirtió que "la plata que venía para los barcos se ha evaporado", que de los tres barcos del instituto "ninguno está operativo" y que esperan salir a trabajar desde hace ocho meses. "Al único que le podemos tener fe es a (Jorge) Capitanich", agregó. Es que las últimas negociaciones fueron encabezadas directamente por el jefe de Gabinete.

Vega dijo que hay "22 compañeros" que esperan ingresar a la planta permanente. "Hacen cinco años que están esperando", alertó. "Ganamos sueldos de 5.000 pesos", especificó. Y enseguida agregó: "¿Qué es lo que hacen con la plata? En el bolsillo del trabajador no está".

Recordó que en enero del año pasado el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Pedro Casamiquela, prometió el giro de $24 millones para que los barcos estuvieran operativos. "Pero no se cumple nada", lamentó Vega.

"Más del 80 por ciento de nuestro sueldo es no remunerativo. Con un sueldo de $4.000 no se vive muy bien", graficó el observador de pesca embarcado Sergio Najle.

Mencionó que la registración laboral se realiza mediante el decreto 630. "Estamos pidiendo que se modifique para ser incorporados. Y queremos que se termine de registrar a los trabajadores. Tenemos compañeros que todavía son monotributistas", lamentó. Contó que algunos llevan más de 15 años en esa situación, y que cuando se realizan las incorporaciones a la planta "no se reconoce la antigüedad que corresponde".

Según Najle, "Bustamante siempre fue abierto al diálogo pero no muy predispuesto a las soluciones". "Ha dado algunas, pero no todas las que debía dar ?señaló?. Hoy por hoy, sin barcos de investigación, la única información que se maneja es la que traen los observadores y la que puede traer un inspector en el recabado de datos de los partes de pesca. Somos imprescindibles, pero al parecer para las autoridades no somos necesarios".

La protesta se llevó a cabo en el marco de un paro del Simape. Najle aclaró que la medida de fuerza no es la que detiene las campañas de investigación: "La gente está dispuesta a salir en caso de que los barcos estén operativos".

"Los barcos no están armados, están rotos", reforzó Ricardo Vandenberghe, personal embarcado de planta permanente. Y dijo estar preocupado porque crearán una agencia para regular el funcionamiento de los buques: "A los embarcados no nos dijeron nada. Con lo cual, nuestra situación es absolutamente precaria. No sabemos si mañana vamos a estar, si vamos a tener más o menos sueldo, no sabemos nada".

El inspector embarcado Gabriel Corzo puntualizó que él y sus compañeros que cumplen funciones de control arriba de los buques y en tierra figuran en el organismo como personal administrativo.

Según explicaron los trabajadores, unas 200 familias de Mar del Plata y otros puntos del país padecen estos incumplimientos.

Comentá la nota