Trabajadores del Instituto Lugones continúan reclamando por mejoras en su situación laboral

Trabajadores del Instituto Lugones continúan reclamando por mejoras en su situación laboral
Se desarrolló ayer a la mañana una conferencia de prensa para informar sobre la medida de fuerza que están llevando adelante los empleados del lugar. En la oportunidad, dialogaron con los medios Vanina Zurita, secretaria General de ATE, y Eduardo Bercovich y Germán González, integrantes de la Comisión Directiva de ese gremio y, también, trabajadores del Instituto. La falta de personal y de recursos económicos son dos de los ejes considerados como principales en esta problemática.
Se desarrolló ayer a la mañana en el Instituto Lugones una conferencia de prensa para informar sobre la medida de fuerza que están llevando adelante los trabajadores de esa dependencia. En la oportunidad, se refirieron a esa temática la secretaria General de ATE Seccional Azul, Vanina Zurita, y Eduardo Bercovich y Germán González, integrantes de la Comisión Directiva de ese gremio y, también, trabajadores del Instituto.

La retención de tarea surgió como consecuencia de la agresión sufrida por uno de los empleados cuando fue tomado como rehén por un interno. Entre otras cosas, en el diálogo con los medios se remarcó como una de las principales problemáticas existentes a las poco óptimas condiciones en la que se encuentra el Lugones y, como desprendimiento de esto, la delicada situación laboral que atraviesan los trabajadores.

“Una situación insostenible”

En principio, Zurita contó que “la situación que están atravesando los trabajadores del Instituto Lugones es insostenible. La comunidad está al tanto de lo que ha pasado, pero queremos señalar que aún no hay respuesta a los reclamos elevados. Los empleados necesitan que bajen las autoridades provinciales”.

En el mismo sentido, la dirigente gremial expresó que “nosotros hacemos responsables al Secretario de Niñez y Adolescencia de la provincia, Pablo Navarro; al director de Línea, Carlos Lucía, y al funcionario Oscar Tacchi, de los hechos sufridos por nuestros compañeros la semana pasada -un motín el día 8 y otro el 15, con heridos-. Tampoco se están pudiendo garantizar las cuestiones mínimas para los chicos alojados en este lugar”.

“Si bien han bajado en alguna oportunidad, todavía no han dado respuesta a las problemáticas en cuestión. Ellos plantean que sean los empleados los que se trasladen a La Plata para mantener una reunión. Ahora, los trabajadores sostienen que tienen que venir los funcionarios a ver cuál es la realidad existente en ese instituto”, comentó Zurita.

Asimismo, la secretaria General de ATE Seccional Azul manifestó que “el hecho de tener que cubrir las guardias con cuatro o cinco personas, no garantiza la seguridad para los trabajadores ni tampoco poder brindarle a los chicos, por ejemplo, los movimientos o traslados”.

“Lo que debemos hacer es involucrar en este tema al Municipio, a los legisladores y concejales. Que vengan al Instituto Lugones y vean qué es lo que está pasando, así pueden articular en función de encontrar una solución”, dijo y acotó que “no vemos una perspectiva de mejora, ya que cuando vino el funcionario Tacchi les dijo que nombramientos no va a haber”.

“Venir y dar la cara”

Por su parte, Bercovich mencionó que “hasta el momento hemos tenido una comunicación telefónica con Carlos Lucía, quien nos dijo que íbamos a tener una respuesta ayer (por el martes). Cuando lo llamamos, el teléfono estuvo apagado todo el día. Lo volvimos a llamar y sucedió lo mismo”.

“Se está trabajando en una forma que no es conveniente. El estrés es muchísimo y los compañeros están haciendo lo que pueden. Si no fuese por el recurso humano, yo no sé qué hubiese pasado en el Instituto”, explicó. De la misma manera, Bercovich destacó que “la solución es venir, dar la cara y entre todos tratar de llegar a buen puerto. Realmente lo que están pasando los trabajadores del Lugones es grave, y no queremos ni mártires ni víctimas”.

El dirigente de ATE informó que mañana se llevará a cabo una asamblea de trabajadores para resolver si se endurece o no la medida de fuerza. “Lo que queremos son soluciones. Hoy por hoy estamos con retención de tareas. Hacemos lo que podemos, pero si no nos dan las herramientas necesarias, acá va a haber víctimas; ojalá que eso no suceda. Nosotros hacemos responsables de esto a la Dirección Provincial de Niñez y Adolescencia, que son los que hoy tendrían que estar acá junto a los trabajadores”, expuso Bercovich.

“Un peligro para todos”

A su turno, González consideró que “la principal falencia es la falta de recurso humano. Se están cortando los horarios, y los que están pagando son los chicos”.

En ese contexto, el trabajador del Lugones señaló que el martes “lamentablemente se tuvo que reducir el horario de escuela, ya que eran cuatro personas para hacer los movimientos, lo que resultó imposible”.

“Las cajas chicas tampoco están llegando, razón por la cual lo económico es otro de los factores preponderantes. Estamos en el mes 10 y el Instituto sólo cobró cuatro”, refirió. González explicó que las cajas chicas se utilizan para “todo lo es que infraestructura y seguridad para los asistentes. Al no haber dinero, no hay obras”.

Por último, el trabajador resaltó que lo que está sucediendo “es un peligro para los empleados, los chicos, los docentes; en definitiva, para todos. En este momento no podemos brindarle seguridad a nadie, ni siquiera a los vecinos”.

Comentá la nota