Trabajadores mantienen tomada la planta aceitera de Bajada Grande

Trabajadores mantienen tomada la planta aceitera de Bajada Grande

Desde el jueves miembros de la Federación de Aceiteros y Desmotadores bloquean el ingreso de camiones a la planta. Reclaman la restitución de tres operarios despedidos. Desde la empresa piden que los dejen trabajar y recuperar la capacidad operativa.

La planta Aceitera del Litoral de Bajada Grande fue tomada este jueves por los trabajadores, en reclamo por el despido de tres compañeros.

UNO dialogó con los trabajadores apostados al ingreso de la planta. Uno de los obreros confirmó que la huelga se inició a partir del despido de tres compañeros: Walter Mildemberger, Héctor Garcíaclin y Miguel Suárez.

“Tenemos miedo que sean los primeros de una larga lista. Pedimos la reincorporación inmediata de los operarios. Además pedimos que se normalice la situación, porque estamos cobrando desdoblado, no tenemos obra social, estamos dados de baja en el sistema tributario, faltan elementos de trabajo, de higiene y mantenimiento de la planta”, mencionó el consultado.

Aseguró que la empresa les adeuda parte del sueldo de junio y aún no les han pagado julio. “Han llegado a pagarnos el sueldo en cuatro cuotas”, señaló otro de los trabajadores.

“Queremos trabajar, cobrar nuestro sueldo y tener una vida digna para nuestras familias. Somos los más interesados en que la fábrica salga adelante, pero hace dos años que padecemos demasiadas irregularidades por parte de los dueños de la empresa para la cual trabajamos”, expresó.

La palabra de los empresarios

Por su parte, el apoderado de la empresa, Rubén Roullier aseguró a UNO que los despidos se deben a un reacomodamiento dentro de la planta y que serán indemnizados como corresponde. Pidió que los dejen trabajar y cumplir con los compromisos acordados.

“Circulan todo tipo de versiones. Lo cierto es que los tres despidos responden a un reacomodamiento interno. La empresa fue adquirida hace cinco años y está en producción, con vaivenes económicos y aún con una producción mínima. Es decir que todavía no es competitiva. En los últimos seis meses lo recaudado alcanza sólo para pagar sueldos. Aún así se hizo efectivo el pago del aumento a los trabajadores aún antes de que fuese homologado”, indicó Roullier a UNO e indicó que un sueldo mínimo de bolsillo es de 12.000 pesos.

Trabajan en la aceitera 37 personas, y se sumaron recientemente cuatro trabajadores más, destinados al área de seguridad. “Luego de casi cuatro meses de tener la planta parada, ayer estábamos trabajando porque tenemos contrato con una empresa chilena para empezar a exportar y un grupo de sindicalistas de la Federación Aceitera nos cerraron la puerta e impidieron el ingreso de los camiones. Nosotros tenemos que empezar a cumplir con el convenio la semana que viene”, relató el apoderado.

Incluso aseguró que están en tratativas con la empresa chilena, que pretende adquirir el total de la producción. “En ese caso, vamos a necesitar más personal, pero nos tienen que dejar trabajar”, indicó.

Comentá la nota