Trabajadores municipales en alerta

Lo confirmó la conducción del gremio. Ya presentaron una nota al intendente y esperan una resolución. Caso contrario, tomarían otras medidas
Tras una asamblea de delegados, el Sindicato de Trabajadores Municipales (STM) decretó el estado de alerta y movilización ante la falta de respuestas por parte del Ejecutivo a los cuestionamientos respecto a las condiciones laborales en varias dependencias, la falta de personal e insumos y las recatergorizaciones salariales, entre otras cosas.

Según confirmó a El Atlántico el encargado de Prensa del Sindicato de Trabajadores Municipales (STM), Hugo Poli, los empleados tienen una serie de cuestiones sin resolver y por eso han decidido esta medida, “a los efectos de llamar la atención del Ejecutivo y estar preparados en caso de tomarse alguna otra decisión”.

Consultado respecto a los principales puntos del reclamo, Poli enumeró que los mismos tienen que ver con “la correcta puesta en marcha del escalafón; el pase a planta permanente de trabajadores con uno o más años de antigüedad; la revalorización de los trabajadores del Ente municipal de Obras y Servicios Urbanos (Enosur) dadas las malas condiciones de trabajo; el cumplimiento del acuerdo firmado a instancias del Ministerio de Trabajo para la reestructuración edilicia y de personal de la Secretaría de Obras; la relocalización definitiva del edificio de la Casa del Niño del barrio Centenario; el avance en cuanto a la continuidad de los trámites y actas administrativas en la Secretaría de Hacienda -como el caso del pago de premios por los 25 años de trabajo- y la presentación de las conclusiones respecto a la Junta de ascenso y calificación que tuvo lugar el año pasado”.

“Por todos estos motivos presentamos una nota al intendente Gustavo Pulti pidiendo que se resuelvan estas cuestiones, porque sentimos que nos las vienen pateando todo el tiempo”, argumentó el encargado de prensa del gremio, quien también agregó que ahora le darán un plazo al Ejecutivo para responder, pero que en caso de no haber avances “por supuesto que se analizan otras medidas”.

En esa misma línea, Poli relató que los últimos hechos de violencia que ocurrieron en el edificio municipal, como el incendio del auto de uno de las empleados municipal y otros tantos destruidos, además del temor que tuvieron mientras estaban en sus puestos de trabajo, “también sumaron a la hora de declarar el estado de alerta y enviar un mensaje al intendente”. “Algunas dependencias tiene enormes problemas, ya que condiciones para trabajar no son las óptimas y todo eso conlleva a un desmejoramiento del servicio municipal, además de que, obviamente, el trabajador sufre las consecuencias”, concluyó el representante del STM.

Comentá la nota