Trabajadores municipales impidieron el ingreso de los camiones de ASHIRA al Relleno Sanitario

Trabajadores municipales impidieron el ingreso de los camiones de ASHIRA al Relleno Sanitario

El paro continúa, y ya van cinco días de inactividad. Los municipales están pidiendo una recomposición salarial, cosa que ya fue negada por el intendente Pablo Petrecca. Debido a las medidas de fuerza llevadas a cabo, los camiones de ASHIRA tuvieron que arrojar la basura en el ingreso del Relleno Sanitario, ubicado en la Ruta Provincial 65, ya que la entrada se encontraba bloqueada por los trabajadores municipales.

Gabriel Saudán, titular del Sindicato de Empleados Municipales, estaba en el lugar junto a otros trabajadores, manifestó que “pensamos que el Ejecutivo iba a reaccionar ante nuestro reclamo y que iba a realizar algún ofrecimiento. Agradecemos la buena voluntad de Santiago Bertamoni diciendo que tenemos que llegar al diálogo y estamos totalmente dispuestos a eso, en el lugar y la hora que el Ejecutivo lo requiera”.

  “Hoy estamos en el Relleno Sanitario porque los compañeros habían tenido sutiles pedidos para no adherirse al paro y los estamos acompañando. Esta situación seguirá hasta que el Intendente nos haga una mejor oferta salarial. Estamos impidiendo el ingreso de los camiones de Ashira para descargar y poder demostrar, de esta manera, que estamos firmes con el reclamo. Sé de otros compañeros de áreas como Carnet de Conducir y la delegación de Villa Belgrano, que están recibiendo presiones y amenazas, por eso estamos acompañando”, puntualizó.

Siguen las protestas

En la sede de Rivadavia 80, donde funciona la secretaría de Obras Públicas y la secretaría de Economía municipal se concentraron ayer por la mañana los empleados. Con la presencia de algunos funcionarios, entre los que se encontraba Marisa Ferrari, secretaria de Acción Social; Diego Frittayón, secretario de Obras Públicas y Ariel Díaz, secretario de Economía; los empleados municipales, acompañados por Gabriel Saudán, hicieron oír sus voces.

  Claudio Camilo, del Sindicato Municipal, expresó a los funcionarios presentes que “tendrían que hacer una reunión de gabinete y decirle al Intendente que están de acuerdo con nosotros y no con lo que él propone, porque si no, los que están acá, están dando un mensaje diferente”.

  Los empleados murmuraban que “no estamos juntos en esto, es evidente. Cuando asumieron dijeron que iban a cambiar la manera de trabajar, la municipalidad, y no pasó nada, a ocho meses todo sigue exactamente igual. Los empleados de toda la vida seguimos siempre igual”.

   El secretario de Economía, Ariel Díaz, expresó que “el presupuesto ya está designado, las partidas están designadas y la plata no se puede tocar”, mientras los empleados refutaron que “se puede hacer una reasignación de partidas”.

Comentá la nota