Los trabajadores municipales rechazan bono de fin de año

Los trabajadores municipales rechazan bono de fin de año

Los afiliados al Sindicato de Obreros y Empleados Municipales de Esquel y Zona Oeste (SOEME y ZO) en asamblea rechazaron rotundamente el bono para fin de año que ofreció el Ejecutivo.

El gremio y los trabajadores elaboraron una contrapropuesta para que el municipio supere el 6% de incremento y evitar de esta manera sumas en negro a través de un bono. Asimismo, la intención es buscar un esquema para incrementar un punto al item antigüedad teniendo en cuenta que son muchos los empleados municipales que a fin de año se jubilan y lo hagan con un sueldo digno. Desde el sindicato sostienen en seguir dialogando para llegar a un acuerdo, evitando todo tipo de conflicto.

Del encuentro participaron el Secretario General del SOEME y ZO, Antonio Osorio; el Secretario Adjunto, Jorge Luis Antipan; el Secretario Gremial, Tomas Ulloga y la Secretaria de Seccional, Jessica Barcelona. En representación del ejecutivo, el Secretario de Hacienda, Yago Beatote y el otros integrantes del gabinete. Mientras la reunión se desarrollaba en la municipalidad, en el patio una multitud de trabajadores esperó el desenlace de la misma.

“El balance de la reunión fue negativa”, dijo el Secretario Gremial Tomas Ulloga porque los funcionarios municipales dependen del intendente Ongarato que no estaba en la ciudad.

Comentó en este sentido que la comisión directiva del SOEME y ZO planteó en encuentro que la contra propuesta que definió la asamblea de trabajadores y

explicó que el martes próximo las partes nuevamente se juntaran a la espera de el ejecutivo finalmente defina una posición.

“La asamblea de trabajadores rechazo rotundamente el bono que ofreció el ejecutivo en la reunión pasada”, dijo y aseveró en este sentido que un bono es plata en negro y se deja afuera a la negociación a los jubilados. “Un bono es pan para hoy y hambre para mañana”, manifestó Ulloga. “No podemos aceptar sumas en negro y tenemos que seguir apuntando a lograr un incremento superior al 6% que están ofertando”, expresó.

“El Ejecutivo tiene que subir el piso, además sabemos que ingresará dinero a través de un ATN y la idea es poder armar un esquema  de negociación que beneficie al empleado municipal pensando que la primera paritaria del 2017 es en marzo”, sostuvo y manifestó que  desde el gremio la intención es poder dejar abierta la paritaria para conversar antes de fin de año.

Sostuvo que una de las posibilidades que se baraja desde el gremio dentro de las alternativas, subir un punto a la antigüedad teniendo en cuenta que a fin de año muchos trabajadores municipales se jubilan. “Queremos que se vayan con un sueldo digno y no que los empleados más antiguos tengan que hacer changas para tener un sueldo digno como se mencionó desde el ejecutivo la semana pasada”, expresó.

Comentá la nota