Trabajadores del municipio de Rada Tilly en alerta de movilización

La determinación fue tomada luego de no recibir respuesta a varios pedidos de que se abriera un espacio de diálogo y negociación por recomposición salarial, los cuales fueron cursados reiteradas veces al intendente Pedro Peralta desde principios del mes en curso.

De ser ignorado nuevamente, el gremio llamará una nueva asamblea el viernes para definir qué tipo de medidas de fuerza se tomará, con la posibilidad de que se inicie una retención de servicio.

“Nosotros queremos ver qué es lo mejor que se puede obtener mediante el diálogo, pero si no se quiere dialogar no nos queda más que declararnos en estado de alerta y movilización”, señaló Jorge Abraham, el secretario General del Sindicato de Obreros Municipales de Rada Tilly, en compañía del Adjunto, Gabriel Villamayor.

En este sentido, el dirigente gremial comentó que desde el 2 del mes en curso se habían cursado al intendente Pedro Peralta diferentes notas solicitando una audiencia para iniciar las negociaciones sobre una recomposición salarial para el segundo semestre.

“El 17 de agosto, después de una asamblea, volvimos a enviar una notificación pidiendo una audiencia con la definición de un 28 por ciento que abarca desde julio hasta el próximo 30 de noviembre; y definimos un cuarto intermedio hasta ayer a la espera de ver si se nos respondía, pero tampoco se nos convocó”, relató explicando: “Es por eso que finalmente definimos quedar en alerta de movilización hasta el viernes”.

“Este será el último recurso de contestación. Si tampoco se nos convoca a dialogar en ese período, seguramente el lunes vamos a estar con asamblea permanente y la posibilidad de una retención de servicio”, adelantó.

Para costear la canasta familiar

Abraham estimó en un valor de siete mil quinientos pesos a la canasta básica para una familia de Trelew, y tras señalar que en Comodoro Rivadavia a ese valor habría que adicionarle un 30 por ciento más, consideró que el grueso de los salarios de los empleados municipales de la villa vecina se hallaba imposibilitado de costearla.

Es por eso que consideró como urgente a la necesidad de que al menos se abriera un espacio de negociación, para sumar algún nuevo incremento al 18 por ciento obtenido durante el primer semestre de 2011, el cual no habría logrado una recomposición razonable y ad

Comentá la nota