Trabajadores “en negro” de la Unión de Trabajadores del Pescado y Afines “preocupados” por la realidad del sector

En el marco de una manifestación dentro y fuera de la Comuna, algunos de los dirigentes presentes se mostraron alarmados por la problemática que atraviesa el Puerto marplatense. “Esto que estamos viviendo es algo impresionante, que no lo podemos creer”, le dijeron a “el Retrato…”.
“Que Pulti haga algo, la gente ya no da más” fueron las palabras de un simple trabajador, que se metió en el tumulto de las personas que escuchaban y miraban la nota que le hacía “el Retrato…” a dirigentes de la Unión de Trabajadores del Pescado y Afines de la ciudad de Mar del Plata.

Mientras un grupo importante de trabajadores se manifestaba en las puertas del Municipio, y otro tanto lo hacía en el Hall de entrada, Mario Cortez, en principio, contó que “protestamos por el momento del Puerto, por la situación que todos conocemos. Que repercute en nosotros, porque no tenemos ningún respaldo de nada. Todos estamos en negro”.

Al tiempo que Roberto Villaola, máximo referentes, se encontraba dialogando con referentes del Municipio, también enfatizó que “no nos corresponde la garantía horaria, ni nada, al contrario, porque dicen ser cooperativas y ninguno está en blanco. Entonces, ahora no tenemos cómo solventar a nuestras familias. Antes nos daban una bolsa de mercadería y ahora nos la retiraron”.

Consultado por el arreglo económico del SOIP, un aumento salarial del 25%, estallaron de bronca: “Es una tomada de pelo, porque en realidad sacaron un 19%, porque hicieron un acuerdo donde sacaron que el 6% sea hasta el 2013. Encima será pagado en tres veces”.

Indignado, además contó que “al 80% de los trabajadores del Puerto le pagan con monedas, si es que les pagan” y que “seremos cerca de 7.000 las personas que sufrimos esta problemática, lo que pasa es que no todos salen a protestar a la calle”.

En el final, el dirigente Maciel sumó su voz y, con suma tristeza, esbozó que “el otro día una persona se me acercó y me dijo ‘yo no quiero salir a robar, pero me están obligando a hacerlo, me están cerrando todas las puertas’. Esto que estamos viviendo es algo impresionante, que no lo podemos creer".

Coment� la nota