Trabajadores de OSSE rechazan que se use el presupuesto de la empresa para cubrir el déficit y la deuda municipal

Trabajadores de OSSE rechazan que se use el presupuesto de la empresa para cubrir el déficit y la deuda municipal

Además acusan al secretario de Coordinación, Agustín Cinto, de querer desfinanciar a la empresa para luego privatizarla.

El Sindicato de Trabajadores de Obras Sanitarias (Sitos) se declaró en estado de alerta y movilización luego de que esta semana el secretario de Economía y Hacienda de la comuna, Gustavo Schroeder, hiciera pública la intención del gobierno local de echar mano a los fondos que la empresa tiene depositados en plazos fijos para cubrir el rojo económico y financiero de la Municipalidad.

Así lo hizo saber el secretario general del gremio, Daniel Díaz, quien le reclamó al intendente Carlos Arroyo que defina una “postura oficial” al respecto ya que “los trabajadores rechazan esta medida”.

En diálogo con LU6, Díaz atribuyó la autoría del proyecto al actual secretario de Coordinación y Modernización de la comuna, Agustín Cinto, a quien también acusó de pretender privatizar la compañía.

El sindicalista recordó que hace algunas semanas, ante las versiones que le asignaban al funcionario la intención de privatizar la empresa, hubo una reunión con el intendente Carlos Arroyo durante la cual desmintió esa posibilidad.

“Pero ahora avanzan con este proyecto que para nosotros tiene el objetivo de desfinanciar a Obras Sanitarias para después poder privatizarla”, denunció.

“Por eso estamos esperando la palabra del intendente. Tenemos confianza en lo que dijo antes de las elecciones, cuando prometió que OSSE no se iba a privatizar”, agregó.

Según explicó Schroeder esta semana, la idea consiste en permitir que la Municipalidad haga uso de los fondos que la empresa tiene depositados en plazos fijos, para con ellos poder hacer frente al pago de los compromisos económicos asumidos por la administración central.

Algunas versiones indican que esos recursos ascenderían a una cifra de 200 millones de pesos.

La medida fue concebida en un momento en el cual lejos de mejorar, el panorama económico y financiero de la comuna presenta preocupantes señales de empeoramiento.

La deuda acumulada durante el primer semestre de este año parece ser superior a la generada durante el último año de gestión del intendente Gustavo Pulti.

La ejecución del presupuesto al 30 de junio indica que la diferencia entre los gastos generados y los pagados en lo que va de 2016 ya asciende a los 657 millones de pesos. Además, se registraron pagos por giros en descubierto por unos 78 millones de pesos.

Para peor, los ingresos genuinos del municipio tienden a decrecer. Según reconoció el propio Schroeder la cobrabilidad de las tasas cayó un 10%, con descensos del orden del 15% en los casos de las tasas de Servicios Urbanos y Seguridad e Higiene.

En la mañana de ayer Díaz se mostró sorprendido por la actitud de la gestión de Arroyo, siendo que el año pasado, en su condición de concejal, el jefe comunal se había opuesto a la posibilidad de que el Ejecutivo hiciera uso de algunos fondos de OSSE.

“No creo que su partido haya cambiado tan pronto de parecer”, sostuvo.

“Vemos más bien que esto es una cuestión de Cinto, que trae ideas de Capital Federal”, agregó.

El gremialista aseguró que Obras Sanitarias “es una empresa que funciona bien” y que por eso “no hay razones para tocarla”.

Asimismo dejó en claro las diferencias que existen entre el proyecto en danza y la decisión que se implementó el año pasado, para que OSSE aportara 25 millones de pesos para mejorar las condiciones sanitarias de las escuelas.

En aquel momento “acompañamos al intendente saliente con esa decisión porque veíamos que era justo y que la empresa podía ayudar de manera razonable para que las escuelas estuvieran mejor. Pero sacarnos los fondos de esta manera es algo muy diferente y es algo con lo que no estamos de acuerdo”, aseguró.

Comentá la nota