Trabajadores piden a la Justicia que investigue la calidad del oxígeno

En medio del reclamo estatal que tuvo lugar la jornada de ayer, el representante sindical de los trabajadores de la Salud, Carlos Ortellado; aprovechó para dialogar con los medios y anunciar la presentación ante la Justicia provincial del pedido de investigación sobre la adulteración de la calidad del oxígeno medicinal que se produce en la planta de Santa Rosa.

Al respecto, explicó que "el martes pasado tuvimos una reunión con los profesionales de Sitrasap (Sindicato de Trabajadores de la Salud) y analizamos la denuncia pública sobre la modificación de aparatos, para que la calidad del oxígeno marque un determinado porcentaje, o sea, que fuera útil para el consumo como medicamento. A nosotros (la asociación de profesionales) nos parece de extrema gravedad, teniendo en cuenta que el oxígeno es un medicamento y que si se adultera no responde a las necesidades y puede producir un daño extra al paciente".

Agregó que "como vemos que (la denuncia) no se ha tomado por ningún fiscal de oficio ni nada por el estilo, en la asamblea de hoy charlamos sobre esto y hemos resuelto hacer una presentación a través de un abogado ante la Justicia y la Fiscalía para que se investigue si realmente es cierto o no. Mañana vamos a dar lectura a la nota que vamos a presentar y a partir de ahí, ya hemos hecho el contacto con el abogado y vamos a hacer la presentación; porque de ser cierto, se está ante una conducta criminal".

Indignado por esta cuestión, Ortellado señaló que "sabemos que modificar un medicamento trae consecuencias nefastas en el paciente y vamos a ver cómo sigue; nos sorprende sobremanera que después de semejante denuncia no se haya tomado por parte de ningún fiscal o desde el mismo gobierno no haya manifestaciones para aclarar esta situación; incluso hemos tenido conversaciones con los compañeros (que trabajan en el área) de oxígeno, que sostienen esto".

Tiempos y antecedentes.

Sobre la fecha concreta de presentación del pedido para investigar esta denuncia, el gremialista indicó que "mañana lo llevaremos al abogado y suponemos que lo presentará el mismo día o al día siguiente; pero será esta semana. Estamos hablando de una situación límite, estamos hablando sobre la adulteración de un medicamento, nos interesa saber si esto es cierto o no; ya tenemos problemas demasiado serios por tener sólo dos anestesistas y que ya se empezaron a postergar las cirugías programadas; si además le sumamos esta situación, todo se complica muchísimo".

Previo a esta denuncia, el sindicalista recordó que "hace un año y medio tuvimos un problema muy serio con el oxígeno, cuando producía en exceso humedad, esto generó que se quitaran de servicio los respiradores de terapia y nos modificó la situación de los equipos de anestesia en quirófano", recalcó. Para finalizar, anunció que "ya hace un año y medio de este problema, y ahora con esta denuncia, nos parece de extrema gravedad".

Denuncia.

A finales del mes de marzo, LA ARENA publicó la noticia donde se afirmaba que la UNLPam hacía dos años había dejado de realizar los controles, establecidos por convenio con el gobierno provincial, para controlar la calidad del oxígeno medicinal que producían las plantas pampeanas (Santa Rosa, General Pico y General Acha).

Posteriormente, el responsable que ofició de nexo entre la universidad y el gobierno provincial para realizar estos controles, señalo los motivos que llevaron a la interrupción de los controles -la falta de contratación de las técnicas que efectuaban los controles y falta de equipos para llevarlo a cabo-.

Pero el problema no quedó allí. Esa misma semana, un trabajador del hospital de General Pico denunció que la calidad del oxígeno producido estaba por debajo del 95 por ciento (la única declaración desde el gobierno provincial fue a través de una nota de prensa donde se afirmaba conseguir una calidad superior al 95 por ciento) y que el responsable provincial de las plantas, Néstor Malvicino, direccionaba la compra de insumos a una empresa relacionada con un familiar suyo.

Posteriormente, se publicó la regulación por la que la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) dispone el funcionamiento de las plantas y los requerimientos, información que fue ampliada este fin de semana, al responder sobre el control que debería efectuarse en las mismas y el porcentaje deseable para obtener un oxígeno que se garantice "de calidad".

El gobernador, Oscar Mario Jorge, dedicó unas palabras en su última aparición pública (el pasado 2 de abril) y señaló que "Salud Pública está haciendo los controles" y agregó que "si es necesario poner un farmacéutico lo haremos". Posteriormente, ningún funcionario o responsable de las plantas, volvió a mencionar el tema ni pudo ser ubicado para responder a los interrogantes planteados.

Un pedido de adhesión

La diputada Lidia Duperou (Frepam) solicitó al gobierno de La Pampa la adhesión a la Disposición Nacional Nº 4373/2002 de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat), a efectos de aplicar en la provincia las normas técnicas para la elaboración de oxígeno medicinal mediante la separación de aire por adsorción (PSA).

En los fundamentos de su pedido, la legisladora puntualizó que “a través de medios periodísticos, de profesionales de salud y de especialistas en el tema se tomó conocimiento de que el oxígeno que se produce en las localidades de General Pico, General Acha y en Santa Rosa y que se utiliza para abastecer los establecimientos de salud pública no cumple con las normas técnicas para su elaboración ni con el control de calidad adecuado del producto previo a su distribución mediante cañerías”.

Considerando la gravedad de la temática, la diputada provincial exigió que el gobierno de La Pampa la adhesión a la Disposición 4373/2002 de Anmat, que tiene como título “Normas técnicas para la elaboración de oxígeno medicinal mediante la separación del aire por adsorción PSA. Exigencias generales. Control de calidad del producto terminado. Requisitos de control de calidad”. Duperou recordó que “la decisión favorable conlleva la ventaja del asesoramiento técnico de Anmat, según consta en el artículo 3º de la Disposición 4373/2002”.

Además, la legisladora solicitó “que sea la Universidad Nacional de La Pampa la encargada de llevar a cabo el control de calidad del oxígeno -como lo hizo en un momento- aplicando las disposiciones pertinentes emanadas de Anmat”.

Comentá la nota