La CGT y los trabajadores pidieron por la reconversión de Curtarsa

La CGT y los trabajadores pidieron por la reconversión de Curtarsa
Esta mañana se realizó una conferencia de prensa en la planta de Jáuregui. Oscar Lescano, secretario general de la CGT, sostuvo que “acá están las condiciones para poner empresas. Sólo falta la voluntad política”.
Conocida la quiebra de la curtiembre, esta mañana se llevó a cabo una conferencia de prensa en la planta de Curtarsa en Jáuregui, encabezada por el secretario general de la CGT Regional Luján-Rodríguez, Oscar Lescano, y algunos trabajadores de la empresa. El referente gremial se manifestó "preocupado por esta situación", al tiempo que sostuvo que "ya se sabía que iba a culminar con esto".

"Cuando se produjo la reapertura de la curtiembre, es una opinión personal, tenía tanto presión en Italia de lo que era la parte política, que reabren inclusive con la voluntad de la gente de financiar o refinanciar la deuda de la empresa con los trabajadores", sostuvo Lescano en una rueda de prensa a la que asistieron solamente dos medios gráficos.

El referente sindical insistió en la idea de "reconvertir la industria del cuero. Lo que uno está proponiendo, e inclusiva ayer hablé con el intendente (Oscar Luciani) y con el presidente de la Cámara Industrial (Daniel Prusky), es reconvertir esta industria. La instalación, los galpones y la fuerza motriz están. Los empresarios que están buscando lugar para instalarse y no tuvieron cabida en Luján, se están yendo a Rodriguez". Por eso remarcó que acá tiene que haber voluntad y decisión política para presionar al síndico para que "meta el gancho, así como hizo con Vandenfil, otra industria que la están manejando los trabajadores. "Hoy llegamos a esta situación, hubo un incendio intencional, se llegó a la quiebra. Acá es una decisión política. Tienen que intervenir. Ya estaba aprobada la relocalización. Y que esos 100 millones de los que se estaban hablando, metan la mitad acá para refinanciar esto y que sea una reubicación de lo que es la curtiembre".

Mientras tanto, Lescano solicitó ayuda para los trabajadores, tanto al intendente como al arco político de la ciudad. "Que aparezcan, que no tengan miedo, que si están ayudando a los compañeros del cuero no se van a poner en contra a los vecinos del pueblo. Hoy los mismos vecinos están ayudando con comestibles".

Por su parte, Daniel Toledo, trabajador y referente del Sindicato de Capataces y Encargados, sostuvo que "estamos pasando lo mismo que hace un año atrás. Esto ya es más grave. Creímos en esta persona que ha venido acá (sin nombrar a Beppe Ambruoso) y ayer a las 2.30 de la tarde nos enteramos que quiebra la empresa. Nos dejó a todos de vuelta abandonados. Es triste, hace 22 años que trabajo en la empresa, una vida acá, como muchos compañeros más. Ahora tenemos la suerte que esta el síndico y el juez y tenemos que esperar la decisión del miércoles. El síndico va a presentar los papales ese día y veremos que resuelve el juez".

Además, sostuvo que la semana pasada los trabajadores no pudieron cobrar "y el señor tenía la plata ahí arriba", ya que ayer se incautó una gran cantidad de cheques que estaban dentro de la empresa. "Venía de quebrar tres empresas. Era la única que esperanza que teníamos en ese momento", sostuvo Toledo en referencia al empresario italiano.

De todas formas, consideró que es inviable llevar adelante una cooperativa en Curtarsa al hacer referencia a una curtiembre en Morón que producía bajo el control de los trabajadores y acaba de cerrar hace menos de un año. "Es una empresa que necesita mucho dinero porque tiene mucho costo. Para mí no es viable. Pero eso dependerá todo del juez".

A diferencia de Toledo, Fernando Girado, conductor del Sindicato de Obreros Curtidores (SOC), dijo que "la segunda semana yo dije que al Tano había que sacarlo a la mierda de acá. Y nadie me oyó. Fueron a mi casa para decirme que le haga el aguante, lo hicimos. Pero nos cagó este Tano como lo hizo toda la vida". Además, habló de un arreglo interno que terminó siendo una trampa justo también para las Fiestas y agradeció a Lescano por el apoyo.

"Nosotros acá vamos a seguir laburando, trabajando, quiero dejar eso en claro nada más. El que quiere labural, va a haber laburo", aseveró a pesar del marco de incertidumbre. "Lo que queremos es trabajar si no puede ser de curtidores, de fábrica de chupetines", graficó.

Retomando la palabra, Lescano volvió a remarcar sobre la actitud política. "Ningún político se la va a jugar de traer un subsidio para reabrir la curtiembre. Ninguno. Encima tenemos un año de elecciones el año que viene. Está la mano de obra, los galpones, está todo, para poner varias empresas o una grande, pero que no contamine. Los vecinos lo van a aprobar, lo van a apoyar. Es un poco de imaginación. Algunos la tienen pero no se la juegan políticamente porque miran detrás de cada uno de nosotros un voto. La balanza se inclina mucho para el lado del vecino. Hoy sabían muchos que había una conferencia de prensa, podrían haber venido, dado la cara. Y que se muevan. Si ahora no se mueven, nosotros nos vamos a movilizar con la gente. Hoy están todos los trabajadores unidos. Si no hay respuesta inmediata de los políticos, vamos a ir a la casa de esos políticos. No se puede jugar con la necesidad de los trabajadores, que siempre son la variable de ajuste".

Lescano dijo además que le presentó esta idea al intendente mediante una conversación telefónica ayer por la tarde. "Si había un dinero de 100 millones de pesos lista para instalar, bueno, que venga la mitad. Acá están las condiciones para poner empresas", reiteró.

En tanto, Girado dejó bien en claro de que "no nos vamos a ir de acá. Tenemos unos cueros para terminar para poder cobrar. Queremos generar plata para todos los compañeros. El síndico dijo que iban a permitir los cueros que estaban comprometidos, pero iban a desalojar la fábrica. Yo le dije que no. Si falta algo, somos responsables nosotros". Mientras que Lescano sostuvo que "la solución está del lado de los políticos. Ahora, si nosotros tenemos que torcer alguna voluntad, lo vamos a hacer. Esto que le quede bien clarito a los políticos de turno y a los que quieran venir el año que viene".

"El próximo paso es esperar. Y esperemos que sea favorable", cerró Girado. Lescano puso algo un velo de desesperanza: "El síndico no le va a dar una solución favorable para los trabajadores. La experiencia se vivió con la Flandria, donde murieron trabajadores sin poder cobrar".

Coment� la nota