Los trabajadores de Prensa reclaman ser parte de la inclusión laboral en el Chaco

Hoy, con motivo de conmemorarse cada 25 de marzo el Día del Trabajador de Prensa, el sindicato del sector dio a conocer una declaración en la que considera que el de los periodistas y empleados de medios de comunicación es “el sector laboral más postergado en sus reivindicaciones”.
Por eso, el Sindicato de Prensa del Chaco reclama que los trabajadores de empresas periodísticas “sean parte de la inclusión laboral” en la provincia, al denunciar que pese a algunos avances legales persisten la pauperización salarial y el empleo en negro en la mayoría de los medios.

El Día del Trabajador de Prensa se recuerda hoy porque el 25 de marzo de 1946 se aprobó la ley que puso en vigencia el estatuto profesional, durante la primera presidencia de Juan Domingo Perón.

Postergación que persiste

Con las firmas de su secretario general, Orlando Núñez, y del gremial, Sebastián Acosta, el gremio recuerda que pese a la lucha emprendida desde 1999 contra la precarización “Prensa es sin ninguna duda el sector laboral más postergado de la sociedad chaqueña en sus reivindicaciones, ya que los medios de comunicación (escritos, audiovisuales, digitales y otros formatos) explotan a periodistas y empleados administrativos, tanto en el sector privado como en el mismo Estado”.

“La pauperización llega hasta los huesos: los salarios, que no llegan al 50 por ciento del Mínimo, Vital y Móvil, se pagan totalmente en negro, no existen los aportes a la obra social ni a la jubilación, ni hablar de convenios ni condiciones laborales”, denuncia.

A ello suma la existencia de “otro capítulo oscuro que se suma al padecimiento laboral: el condicionamiento que se impone a la labor profesional bajo el pretexto de una ‘línea editorial’ y que lisa y llanamente se trata de una censura a la labor periodística que lesiona de gravedad a la Libertad de Expresión y al Derecho Social a la Información”.

Reclamo a las instituciones

“Lo que se le pide al Estado (Ejecutivo, Legislativo, Judicial, municipios) es que cumpla y haga cumplir lo establecido en nuestros convenios colectivos de trabajo (189/75 y 173/75) así como en las leyes nacionales 12.908- Estatuto del Periodista Profesional; 12.921- Estatuto del Empleado Administrativo de Empresas Periodísticas, 26.522 de Servicios de Comunicación Audiovisual; así como en las provinciales 5.238; 5.239 y la 6.082 que es la que impide al Estado pautar publicidad paga en aquellas empresas que no respeten este marco legal”, plantea la entidad sindical.

Más adelante sostiene que “el Gobierno del Chaco no ha sido capaz de solucionar el problema de Prensa”, y plantea que “sería bueno saber cómo las empresas periodísticas han sabido neutralizar todo intento de regularización”, ya que el recientemente creado Ministerio de Trabajo provincial “tampoco pudo recuperar el cumplimiento de algunos de los convenios de regularización alcanzados con empresarios de los medios como LT 16 Radio Sáenz Peña, Radio Chaco, La Voz del Chaco, Primera Línea y el portal Diariochaco.com”.

Decepcionados y descreídos

El sindicato afirma que pese a la situación en esos medios “el Estado aún sigue manteniéndoles las pautas de publicidad, en su momento incrementadas para garantizar justamente esos acuerdos con sus trabajadores. El Estado dispuso más fondos para que esas empresas no tengan que hacer ‘un esfuerzo extra’, pero se quedaron con esos dineros públicos y no pagan sus obligaciones”.

“Los trabajadores de prensa están decepcionados y descreídos. No aceptan que después de haber luchado tanto por la Ley de Servicios de Medios de Comunicación Audiovisual que obliga a respetar las incumbencias laborales y el registro laboral, no haya un solo trabajador sumado a la actividad legal hasta el momento”, añade el gremio, que cita anuncios oficiales que tampoco se concretaron en materia de normalización del sector.

“También llama la atención, por ejemplo, que Canal 9 con una de las más importantes dotaciones periodísticas de la región no tenga a uno solo de sus trabajadores registrados en Prensa, sí en otro sector laboral que nada tiene que ver con el periodismo”, apuntan.

“Otra ‘curiosidad’: hace un tiempo el Ministerio de Economía, entonces en manos del actual presidente de la Legislatura, Eduardo Aguilar, firmó un acuerdo con el diario Primera Línea para impulsar una bolsa de trabajo con ‘el objetivo de desarrollar una herramienta que ayude a conectar oferta con demanda laboral’ según se explicó oficialmente. Primera Línea tiene fondos públicos pautados en el marco de un acuerdo para regularizar el pago de deudas de obra social y encaminar la situación de sus trabajadores. Es preocupante que sectores del Gobierno sigan estrechando vínculos con algunas empresas periodísticas que no cumplen con el marco legal que regula la actividad que desarrollan”, marca el gremio.

Peor en el interior

“Si en la capital chaqueña esta es la situación, en el interior la explotación llega a niveles inverosímiles. En los medios audiovisuales principalmente el sometimiento y la esclavitud no admiten ni un solo trabajador de Prensa registrado. Obviamente se trata de familias enteras sin salario, sin atención de la salud y sin aportes para su jubilación: sin futuro”, denuncia.

Sobre el final, advierte que “los trabajadores de prensa del Chaco no están dispuestos a dar un solo paso atrás en el camino iniciado a fines del 2010 con los acuerdos de regularización. Queremos la plena vigencia de esos convenios que el Ejecutivo fue promotor y garante. Los más de 500 trabajadores de prensa de toda la provincia, hoy explotados, demandan que se termine con la insostenible discriminación para formar parte de la inclusión laboral en el Chaco”.

Comentá la nota