Los trabajadores pusieron en marcha la imprenta Donnelley

Los trabajadores pusieron en marcha la imprenta Donnelley

Los más de 400 trabajadores de la empresa, ubicada en la localidad de Garín, se presentaron a sus puestos de trabajo. El jefe de Gabinete dijo esta mañana que el cierre "es una decisión de carácter político".

Así lo confirmó a Télam el delegado Jorge Medina. "La conciliación obligatoria se dictó ayer y en asamblea de trabajadores votamos respetar esa conciliación, ocupar nuestros puestos de trabajo y poner en marcha la planta", dijo.

"Hemos puesto en funcionamiento las máquinas, estamos respetando las leyes", remarcó el delegado.

Medina también transmitió "tranquilidad a las empresas clientes" que imprimen en RR Donnelley sus publicaciones, en el sentido que se cumplirá lo pactado.

"Incluso estamos cerrando nuevos trabajos en las próximas horas", destacó el delegado de los trabajadores.

Detalló que los trabajadores respetarán el horario de trabajo y "cada turno cumplirá con su horario habitual" y agregó que están viendo "de qué manera poder levantar la desinversión de la empresa en cuanto a las maquinarias para que no caigan".

"Hemos puesto en funcionamiento las máquinas, estamos respetando las leyes"

Jorge Medina, delegadoMedina remarcó que los trabajadores cobraron sus haberes "el último día hábil del mes pasado" y en esa oportunidad, ninguna autoridad les informó que iba a cerrar sus puertas".

Los más de 400 trabajadores de la planta de Garín se presentaron ayer a trabajar y encontraron el predio cerrado y un papel pegado en la puerta que decía que lo lamentaban profundamente, que "la crisis es insuperable, que no hay más alternativas viables y que tras 22 años de actividad en el país", tenían que cerrar.

El Ministerio de Trabajo bonaerense dictó por la tarde la conciliación obligatoria en una audiencia que se realizó en La Plata y de la que participaron abogados de la empresa, trabajadores y representantes del gobierno bonaerense.

RR Donnelly imprime y distribuye revistas como Para Ti, Paparazzi y Billiken y, según destacó el delegado René Córdoba, no permitirán que "la empresa mienta diciendo que está en quiebra y cierre la planta cuando a nivel mundial reportaron ganancias por doscientos dieciocho millones de dólares el año pasado, y mayores aún este año".

Afirmó que la empresa "está denunciada por sindicatos de todo el mundo por su método de cerrar plantas de un día para el otro".

Comentá la nota