Trabajadores de la salud privada recibirán más de 33 por ciento de aumento

El pasado 17 de agosto se logró en el ámbito del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social de la Nación la firma del nuevo acuerdo salarial para los trabajadores comprendidos bajo el convenio colectivo de trabajo Nº 122/75, el cual otorgará un aumento del 33,33% a los empleados de la salud privada, convenio que alcanza a los trabajadores de ese sector de todo el país.
Así lo detalló la secretaria General de la Asociación de Trabajadores de la Sanidad -ATSA Chubut- Sara Barrera, quien indicó que el acuerdo beneficiará a los empleados del sector con un aumento escalonado que se pagará “el 18% en el mes de agosto del 2011, el 10% en el mes de diciembre de este año y finalmente un 5,33% que se hará efectivo a partir de febrero del 2012”.

La dirigente gremial explicó que “este acuerdo salarial establece aumentos que equivalen para la categoría de enfermeros por ejemplo de las clínicas privadas y sanatorios, un salario básico en el mes de agosto de 3,540 pesos el cual seguirá aumentando hasta, con el segundo porcentaje llegará hasta los 3.840 pesos, hasta llegar en el mes de febrero con el último porcentaje a contabilizar para esos empleados un sueldo básico de 4.000 pesos”.

Cabe destacar que las provincias de Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego obtienen un adicional por zona desfavorable del 25% que se suma a los montos conseguidos en paritaria.

El acuerdo del convenio 122/75 se logró este año sin necesidad de llegar a ningún tipo de medida de fuerza y se logró en tiempo y forma, dado que este acuerdo “tiene duración de un año, desde el 1º de agosto y hasta el 31 de Julio del año siguiente. El año pasado las paritarias se vieron complicadas a nivel nacional lo que motivó dos jornadas de paros, de 24 y 48 horas respectivamente, que también se sintieron en la ciudad de Trelew”, recordó la dirigente gremial.

Es por ello que lo destacable este año es que sin embargo “el acuerdo salarial se pudo alcanzar sin medidas de fuerza de por medio y se espera que en todo el país sea aplicado en forma escalonada como se ha definido en la paritaria nacional”.

Según se indicó en la ciudad de Trelew los estamentos privados de la salud deben aplicar este aumento en forma directa, sin mediar ninguna otra negociación con el gremio de la salud.

Barrera recordó en ese marco que “este nuevo aumento salarial para el sector privado de la salud, va beneficiar a trabajadores de clínicas privadas, y todos aquellos centros que tengan internación, como los geriátricos y de salud mental”.

Junto con el aumento se acordó que los empresarios deberán realizar una contribución a la obra social de 260 pesos por cada trabajador, a pagar en 10 cuotas de 26 pesos mensuales. A todos los trabajadores se les descontará además el 1% del sueldo con destino al Sindicato.

Otro sector beneficiado

Junto con el convenio 122/75 se pudo acordar un aumento que alcanzará a los trabajadores comprendidos dentro del convenio colectivo 108/75, acuerdo que según se mencionó “se firmó dos días después que el anterior”.

En esta ocasión el aumento “es el que alcanza a los trabajadores del sector privado de sanidad pero sin internación, como es el caso de consultorios, centros de diálisis, laboratorios, centros de diagnósticos por imágenes, etcétera”.

En la ciudad de Trelew ambos acuerdos alcanzarán a un gran número de trabajadores de la salud privada, enfermeros, mucamas, camilleros, administrativos, de más de diez instituciones de atención privada.

Pero además el incremento salarial pondrá los sueldos de los trabajadores en la faz privada, muy por encima de la realidad de los trabajadores de la salud pública, que si bien tuvieron aumentos como el resto de los empleados públicos, escalonado de 10% en marzo y el 13 % en el mes de julio, totalizando un 23% en lo que va del año, el monto es escaso si se compara con lo obtenido por el gremio en la faz privada.

La situación política provincial ha determinado que las paritarias en ese ámbito, el de la salud pública, quedaran congeladas desde octubre del año 2010 y seguramente hasta mucho después de asumidas las nuevas autoridades gubernamentales en diciembre del corriente año.

El básico de un enfermero en la salud pública alcanza hoy los 800 pesos aproximadamente, marcando una diferencia abismal con el sector privado, aunque el sueldo de los trabajadores de la salud pública se completa con sumas no remunerativas, que no alcanzan a completar los salarios que hoy ofrece la faz privada, determinando la posible captación de empleados de salud para el sector privado y la suma de un nuevo inconveniente en los Hospitales Públicos de la provincia.

Comentá la nota