Trabajadores de sanidad copan el centro porteño

Trabajadores nucleados en la Federación Argentina de Trabajadores de la Sanidad Argentina (FATSA), cumplieron ayer con la segunda jornada de un paro nacional por 48 horas y llevaron a cabo una movilización frente a las cámaras empresarias ubicadas en pleno centro de la Ciudad de Buenos Aires.
La movilización, estimada en unos 5.000 trabajadores, comenzó a las 15 en la intersección de las calles Saavedra y Alsina y marchó primero por la avenida Rivadavia y luego por Callao hasta la calle Tucumán.

Tras manifestar y arrojar huevos contra la sede de la Confederación de Clínicas y Sanatorios (CONFECLISA) en Tucumán al 1600, los trabajadores encabezados por el secretario general, Carlos West Ocampo, se concentraron frente a la otra sede empresaria (ADECRA) de Montevideo al 400.

Allí desde la caja de una camioneta, West Ocampo sostuvo que “nos manifestamos frente a las cámaras porque los empresarios se niegan a recomponer los salarios de los trabajadores”.

“Cuando nos sentamos en varias oportunidades con los empresarios, creen que nuestro pedido de aumento salarial de un 32 por ciento es la locura de un grupo de dirigentes y esto no es la locura de los dirigentes, es la necesidad que tienen los trabajadores que cobran salarios miserables”, añadió el sindicalista. West Ocampo también anunció que “pocos minutos antes de llegar la movilización, fueron convocados para mañana (por hoy) a las 11 horas por el Ministerio de Trabajo para una reunión con los empresarios”. Por su parte, a través de un comunicado, el presidente de ADECRA, Jorge Cherro, afirmó que desde el sector empresarial “estamos dispuestos a negociar con el gremio, pero no podemos permitir que nos impongan condiciones que fueron acordadas con los hospitales de comunidad”.

“Queremos ejercer el derecho que nos asiste a partir de la ley de paritarias a negociar nuestro convenio con el gremio, en el seno del Ministerio de Trabajo”, explicó.

Marcha de la CTA

Trabajadores de la CTA, liderados por Pablo Micheli y Víctor De Gennaro, referentes del sector que le disputa la conducción a Hugo Yasky, marcharon con distintos reclamos hacia la sede de la cartera laboral, a menos de un mes de las elecciones nacionales en la central.

La convocatoria se enmarcó en la jornada nacional de protesta que llevó a cabo esa línea interna de la CTA, a fin de “reafirmar el 82 por ciento móvil para las jubilaciones y la universalidad de la Asignación Universal por Hijo”. “También repudiamos la firma de la Sociedad Rural y del Gobierno del Salario Mínimo Vital y Móvil”, detalló De Gennaro.

A menos de un mes de las elecciones internas que se realizarán el próximo 23 de septiembre, el sector que propone a Micheli como secretario general en lugar de Yasky anticipó que antes de esa fecha volverán a “movilizarse y avanzar en esta convocatoria”.

Sobre los comicios de la central, De Gennaro se mostró “entusiasmado” y “confiado”, aunque señaló que más allá del resultado “la CTA saldrá fortalecida, porque en todo el país se está debatiendo”. “Estoy entusiasmado. Está claro que para nosotros el tema no es solamente lo que se dice, sino también lo que se hace. Esa es la gran diferencia que tenemos con otros compañeros”, subrayó el dirigente.

A su entender, la línea interna que integra “era un elefante que estaba ahí sentadito, que se puso el pie y empezó a andar”.

“El 23, miles y miles de votantes definirán la futura estrategia de la CTA”, enfatizó De Gennaro, que encabezó la convocatoria de este jueves junto a Micheli y Carlos Chile, secretario adjunto nacional y de Capital, respectivamente. La movilización, de la que también participaron empleados de la empresa Paraná Metal -en conflicto por su cierre-, comenzó en la intersección de 9 de Julio y avenida de Mayo y desembocó en la sede del Ministerio de Trabajo en Alem al 600.

Allí, los manifestantes la CTA se encontraron con los trabajadores del diario Crítica, que por su lado también marcharon a la sede ministerial para reforzar el reclamo por su fuente laboral.

El sector de Micheli le disputa la conducción de la central trabajadora al oficialismo que encabeza Yasky, que peleará por la reelección. Según denuncian las autoridades actuales, el espacio opositor busca posicionar a De Gennaro a nivel político a través de un rol de importancia en la CTA.

En tanto, esa línea advierte que la reelección de Yasky significaría alinear al espacio con el Gobierno nacional.

Comentá la nota