Trabajadores del SENASA, en estado de alerta

Trabajadores del SENASA, en estado de alerta

PANORAMA COMPLICADO.

La rescisión de algunos contratos, el escaso presupuesto, los magros salarios y el hecho de que la actual gestión del organismo se reúna periódicamente con los sectores privados que él mismo debería controlar y fiscalizar, son las situaciones que generan un escenario de conflicto en la dependencia estatal. Los delegados de ATE – SENASA Carlos Alvarado (Azul), Manuel Aguirre (Monte Grande), Claudio Poblette (Aeropuerto de Ezeiza) y Gustavo Corzo (Avellaneda) hablaron con este diario y brindaron precisiones sobre el delicado momento que atraviesa el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria.

“Hace un tiempo que venimos bastante mal y por eso, en reuniones y plenarios, hemos decidido salir a recorrer las distintas oficinas del SENASA en la provincia de Buenos Aires, donde se encuentran compañeros trabajando”, afirmó el delegado de la Seccional Azul de ATE – SENASA,Carlos Alvarado quien acompañado por sus pares Manuel Aguirre (Monte Grande), Claudio Poblette (Aeropuerto de Ezeiza) y Gustavo Corzo (Avellaneda), en diálogo con este diario explicó la delicada situación por la que atraviesa el organismo debido al escaso presupuesto asignado por el Gobierno Nacional y a la intención de tercerizar algunas de las tareas inherentes al Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria.

Dentro de las problemáticas que llevaron a que los trabajadores de dicha dependencia estatal se encuentren en estado de alerta, figura –además del escaso presupuesto-, la rescisión de algunos contratos, los magros salarios, y el hecho de que la actual gestión del organismo se reúne periódicamente con los sectores privados que el mismo organismo debería controlar y fiscalizar, como son la Sociedad Rural, CARBAP, y la  Cámara de la Industria, “para analizar y delinear qué SENASA necesitan esos sectores y esos poderosos intereses, que en definitiva, son quienes impulsaron a los que conducen el organismo”, se menciona desde la página oficial de ATE Provincia de Buenos Aires (www. http://atepba.org.ar/).

“El SENASA viene teniendo una situación bastante mala”   

En ese contexto, todas las dependencias del SENASA diseminadas en el territorio argentino, están en alerta y sus delegados han comenzado una campaña consistente en la recorrida de todas las dependencias donde se realizan consultas y se analizan los pasos a seguir, aunque todo indica que las cosas se encaminan a una medida de fuerza, ante lo que consideran una clara intención, por parte del Gobierno, de reimpulsar la tercerización de funciones.

En otro tramo de su charla con EL TIEMPO, los gremialistas coincidieron en que “el SENASA viene teniendo una situación bastante mala, debido a que este año el Gobierno ha recortado los presupuestos y no podemos continuar así”.

Por esta razón y en prevención de lo que -según ellos- se avecina, es que “estamos recorriendo con los compañeros para decirles a los trabajadores lo que está ocurriendo, cuál es la situación  hasta el momento”.

Más adelante contaron que en esas recorridas “estamos hablando con los compañeros de las distintas oficinas a quienes les decimos que se habla de un presupuesto de 3.800 millones para el año 2017, cuando el de este año es de 3.600 millones”, cuando “lo proyectado para el año próximo, teniendo en cuenta la inflación sería un presupuesto no menor de 5.400 millones de pesos, o sea que lo que se proyectó no alcanza a cubrir lo que implica el mantenimiento del SENASA. Hasta ahora lo que se garantiza con esa cifra es el sueldo solamente”, completaron.

“El control sanitario es una cosa bastante delicada porque compromete la salud de toda la población”     –

En el marco de sus reclamos, los dirigentes de ATE – SENASA remarcaron que otra de las situaciones que empujan al conflicto, está dada por “un comunicado donde se indica que se van a tercerizar funciones que son propias del Estado y dárselas a fundaciones para que hagan el trabajo que debería hacer el SENASA”, comentaron y advirtieron que “el control sanitario es una cosa bastante delicada porque compromete la salud de toda la población” y, aunque admitieron que “se hace mucho control sobre la exportación y a veces con el mercado interno no se tienen los mismos parámetros, pero igual es una tarea indelegable y ahora están tratando de vaciar al organismo con estas decisiones, sacándole funciones, achicándolo hasta hacerlo desaparecer”, apuntaron.

“Algo evidente es que antes, con el gobierno anterior, si bien también teníamos problemas aunque no la crisis por la que atravesamos ahora, las oficinas del SENASA habían dejado de funcionar dentro de la Sociedad Rural, pero ahora, en los pocos meses que lleva este gobierno, la mayoría volvió a la Rural, o sea que están ubicadas en los lugares que debemos controlar”.

“Se viene una medida de fuerza que será contundente”     —

Consultados sobre qué otros reclamos plantean, hablaron de la reapertura de paritarias, porque “el aumento que tuvimos fue paupérrimo, porque con la inflación, no alcanzamos a compensar y este mes recién vamos a cobrar el último tramo del aumento”.

Otra de las reivindicaciones pendientes “es la autofinanciación del SENASA para que pueda ser autónoma y mantenerse sin depender del Tesoro de la Nación, queremos eso para poder tener un sueldo acorde con la función que cumplimos”.

Con relación al futuro de las relaciones con el Estado, estimaron que “se viene una medida de fuerza que será contundente” y que “la vamos a decidir en el próximo plenario”, finalizaron.

¿QUÉ ES EL SENASA?

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria es un organismo descentralizado, dependiente del Ministerio de Agroindustria (antes Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación), encargado de ejecutar las políticas nacionales en materia de sanidad y calidad animal y vegetal e inocuidad de los alimentos de su competencia, así como de verificar el cumplimiento de la normativa vigente en la materia.

También es de su competencia el control del tráfico federal y de las importaciones y exportaciones de los productos, subproductos y derivados de origen animal y vegetal, productos agroalimentarios, fármaco-veterinarios y agroquímicos, fertilizantes y enmiendas.

En síntesis, el SENASA es responsable de planificar, organizar y ejecutar programas y planes específicos que reglamentan la producción, orientándola hacia la obtención de alimentos inocuos para el consumo humano y animal.

 MISIÓN COMPROMETIDA: Planificar, normar, ejecutar, fiscalizar y certificar procesos y acciones en el marco de programas de sanidad animal y vegetal e inocuidad, higiene y calidad de los alimentos, productos e insumos, dando respuesta a las demandas y exigencias nacionales e internacionales, a los temas emergentes y a las tendencias de nuevos escenarios.

Comentá la nota