Trabajadores del Senasa inician un paro de 10 días

Trabajadores del Senasa inician un paro de 10 días

“La situación del organismo empeoró muchísimo este año y de seguir así, la seguridad fitozoosanitaria del país está en grave peligro”, advierten. La medida de fuerza se extenderá hasta el 30 de septiembre.

La Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) anunció que trabajadores del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) realizarán un paro que se extenderá durante 10 días, acompañado por movilizaciones en todo el país. 

La medida de fuerza comienza hoy y finalizará el 30 de septiembre. Reclaman un aumento del Presupuesto, “acorde a las necesidades reales para garantizar el funcionamiento del organismo que contemple el 40 por ciento de inflación”; pase a Artículo 9 de todos los contratos; y efectivización de los concursos 2014. También rechazan la “automatización porque conlleva despido de trabajadores y falta de control absoluto sobre los productores; se expresaron en contra de la derogación del decreto 4238 y le dicen “no a la privatización de funciones indelegables del Estado”.

En un comunicado que lleva la firma de Jorge Ravetti, coordinador nacional de ATE-Senasa, advierten que “con asombro e indignación” recibieron “los números” delPresupuesto para el año próximo, que el 15 de septiembre el Gobierno envió al Congreso. “El presupuesto de SENASA es de 3.746 millones de pesos para el año 2017, en gastos. Y un recurso de 6.192 (en la proyección de la recaudación propia del SENASA para el 2017, en tasas, aranceles y el porcentaje de las importaciones). Esto indica que se impone una restricción de los recursos en el orden de 2.446 millones”, explican.

Hablan de una “reducción en términos reales” para el año que viene porque “las partidas para el funcionamiento operativo bajan, incluso nominalmente respecto a 2016”. “De este modo, se va ver un SENASA absolutamente paralizado y sin capacidad operativa. Históricamente el SENASA se financiaba con recaudación propia y aportes del Tesoro. Ahora en 2017, el Tesoro no sólo no aporta más nada de nada, sino que se apropia de gran parte de la recaudación derivada de tasas, aranceles y del comercio exterior”, apunta el texto.

Aclaran que “ante un fuerte aumento previsto de las exportaciones agropecuarias, el organismo que debe controlar sanidad y calidad para que sean posibles, va estar atado de pies y manos, sin capacidad de acción”. Cuestionan, en ese marco, que no podrá haber soluciones a “la extrema precariedad laboral existente”, y mencionan falta de estructuras edilicias que permitan “condiciones de trabajo dignas y sin peligro”, falta de recursos en el marco de la autogestión de veterinarios y paratécnicos de Sanidad Animal que salen al campo y “un estado deplorable” de las barreras y fronteras, que conlleva “un riesgo inminente para la salud pública”.

“La situación del organismo empeoró muchísimo este año y de seguir así, la seguridad fitozoosanitaria del país está en grave peligro”, alertan desde ATE-Senasa. Ponen como ejemplo que el “resurgimiento de dos enfermedades como la Aftosa y el HLB” significaría “el fin de las agroexportaciones”. “Y ciegamente el Gobierno prevé un crecimiento de las exportaciones sin prever la necesidad eminente de proteger a la población (y a la capacidad exportadora) de estos dos flegelos”, plantean.

Comentá la nota