Trabajadores toman fábrica

Trabajadores toman fábrica

Empleados de FRANZ y Cía SA, de la zona oeste, decidieron la protesta ante el despido de personal y los problemas generados en el pago de las indemnizaciones correspondientes

Trabajadores de la metalúrgica FRANZ y Cía SA tomaron, ayer por la mañana, la planta ubicada en la esquina de Joaquín V. González y Carlos Pellegrini, en la zona oeste del distrito. La medida de fuerza fue motivada por los despidos que sufrieron, en los últimos días, los ocho empleados de la empresa dedicada a la calderería pesada y mecánica de precisión. 

  Los obreros reclamaron una solución, en relación, a las indemnizaciones que les habían prometido los dueños de la fábrica. El 1 de octubre, a través de un telegrama, fueron notificados por el cese en sus funciones. Por este motivo y al no haber una respuesta concreta por parte de los titulares de la firma tomaron la decisión de copar el edificio durante las primeras horas de la mañana de ayer, extendiendo su protesta a lo largo de toda la jornada.

  Acompañados por miembros de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), los operarios exigieron de forma inmediata, una solución en torno a los resarcimientos acordados. En un primer momento, los trabajadores de FRANZ y Cía SA habían llegado a un principio de acuerdo en el cual iban a recibir las maquinarias que utilizaban en sus tareas como forma de pago.

  El mencionado pacto abarcaba casi un 80 por ciento del valor económico a cobrar como recompensa por ser despedidos. El citado compromiso, finalmente, no ocurrió y los patrones de la metalúrgica no brindaron una respuesta satisfactoria, acorde a lo esperado. Esto generó mucho malestar.

  Por ende, los obreros temen con no recibir ningún dinero a cambio de su servicio (algunos tienen más de 40 años de antigüedad). 

  Desde la UOM, se comprometieron acompañarlos y a trabajar en conjunto para llegar a una solución que deje satisfechos a los obreros despedidos en forma reciente. 

  Cabe destacar que FRANZ y Cía SA comenzó a cumplir funciones en la ciudad en 1965. A base de excelentes operarios forjó una reconocida historia dentro de la metalurgia quilmeña. 

Coment� la nota