Trabajo no aceptará acuerdos salariales con cláusulas gatillo

Trabajo no aceptará acuerdos salariales con cláusulas gatillo
Mantiene la política de impulsar paritarias a un año como plazo mínimo. Gremios oficialistas piden convocar al Consejo del Salario
Más allá del hermetismo sobre el escenario paritario para este año desde el Gobierno ponderaron que una veintena de gremios cerraron sus acuerdos de 2013 por 18 meses frente a la inquietud de algunos sindicatos para avanzar sobre paritarias semestrales. Luz y Fuerza y AySA con el 30% y los trabajadores de edificios (Suterh) por el 32% fueron algunos de los núcleos que sellaron la negociación por un año y medio. La percepción que firmar paritarias por seis meses sería dar señales de debacle domina el riñón del Ejecutivo.

Un año atrás, frente a la posibilidad de que los trabajadores bancarios lograran un acuerdo semestral, el ministro Carlos Tomada resaltó que su cartera no oficializaba paritarias inferiores a un año o plazos mayores. Hoy, bajo la mirada sindical, gravita el incremento de precios en los tres últimos meses de 2013 al cual remarcan como “notorio”. Incluso, dirigentes sindicales con llegada a la Rosada ponderan la necesidad de tomar “en justa” dimensión los valores de la canasta básica. Otros popes encolumnados también en la CGT de Antonio Caló deslizaron que el promedio de la discusión salarial debería oscilar entre “el 25 y el 30%” para los acuerdos por un año.

En esa central (ver recuadro) ya existe coincidencia entre varios popes para alentar una reunión del Consejo del Salario a la brevedad y fijar allí, con el Gobierno y empresarios, el marco previo de la discusión salarial.

Las paritarias fueron presentadas por el Gobierno desde 2003 como bandera del modelo. También con una postdata de realce: “Paritarias libres no es Estado ausente, no se debe confundir con algunas situaciones de mediación, conciliación o búsqueda de equilibrios para evitar el conflicto”, expresó el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, en diciembre pasado ante empresarios del sector industrial. En ese foro el funcionario resaltó que la dinámica del modelo sigue siendo “preservar” el empleo y la capacidad adquisitiva del salario.

Pedro Wasiejko, adjunto de la CTA que lidera Hugo Yasky, resaltó que el plazo paritario “no puede ser inferior a 12 meses” en una negociación “seria” y refrendó que podrían considerar lo que los empresarios definen como “cláusula gatillo” ante un eventual desfase económico, al que vislumbran como poco probable. Tanto desde esa central como en la que lidera Caló acotan que no corresponde obviar las estadísticas del movimiento turístico o las compras de fin de año como indicadores a la hora de tamizar la realidad “en su contexto”.

Tal concepción no los priva, aseguran, de discutir salarios en base al escenario de cada sector, “sin ningún condicionamiento”. El Gobierno lo sabe, aseguran.

Proponen una convocatoria al Consejo del Salario

Con la meta de fijar un escenario “previsible” en la discusión salarial, desde la CGT un grupo de dirigentes considera necesaria la convocatoria, a la brevedad, del Consejo del Salario. El propósito es determinar el valor de la canasta básica, analizar el nuevo índice de inflación y fijar el ingreso de los jubilados y pensionados. Según Héctor Daer (Sanidad) esa alternativa permitirá “trabajar con el Gobierno y los empresarios por un ordenamiento necesario que beneficiará el marco de las paritarias”. Para Daer de esta manera se realzaría el valor del diálogo social entre sectores claves.

Comentá la nota