Trabajo dictó una conciliación pero Petroleros no la acata

El paro decretado desde el sábado por los petroleros convencionales de Chubut en reclamo de mejoras salariales registra un alto grado de acatamiento, según indicó ayer el diputado provincial y vocero gremial, Carlos Gómez.
Ello, a pesar de que el secretario de Trabajo de Chubut, Marcial Paz, confirmó que el Ministerio de Trabajo de la Nación dictó conciliación obligatoria.

El escenario actual es por lo menos confuso, ya que Gómez insiste que no hay dictamen de conciliación por parte del Ministerio de Trabajo por lo que el paro declarado hasta el viernes 12 continuará hasta que haya respuestas al reclamo planteado por ese sindicato.

“Hay un alto acatamiento al paro. Acá no hay interna que valga. Esto va para los dos sectores”, sostuvo ayer Gómez, en diálogo con Radio del Mar, refiriéndose al clima de internas que se registran de cara a las próximas elecciones del Sindicato de Petroleros Privados Chubut.

En tanto el nuevo secretario de Trabajo de Chubut, Marcial Paz, sostuvo que desde el Ministerio de Trabajo de la Nación se le confirmó que “ese organismo había dictado la conciliación obligatoria” y sostuvo que la Provincia no tiene intervención directa.

“Debemos ser respetuosos de cómo está planteado el reclamo. No obstante, el gobernador (Martín Buzzi) instruyó a su equipo y está muy preocupado y ocupado de poder llegar a una solución”, aseguró.

Afirmó que “el Ministerio de Hidrocarburos (de la provincia) ha mantenido comunicaciones muy respetables con la conducción del sindicato, transmitiendo la predisposición y colaboración si es necesario, y aportar fórmulas para que las partes puedan solucionar el conflicto. Es un gesto de buena voluntad de la provincia, pero respetando el orden provisto por el Ministerio de Trabajo de la Nación y la coyuntura del conflicto”, señaló.

CUESTIONAMIENTOS

En respuesta a las declaraciones de Paz, Gómez cuestionó lo que consideró la falta de precisión del secretario del Trabajo al no detallar número de expediente mediante el que se habría dictado la conciliación.

Así indicó: “no podemos decir nada porque la conciliación obligatoria a nivel nacional está agotada. La última audiencia de la que participó el secretario general (Mario Mansilla) la escucharon todos el sábado”. Determinó que “no puede existir un nuevo expediente. Tendría que ser más seria la autoridad provincial (en alusión a Marcial Paz) porque sabe cuál es el alcance del conflicto”, reclamó.

Hay que recordar que el sábado los petroleros anunciaron un paro desde las cero de ese día hasta el viernes 12, para reclamar que el aumento del 25% decretado por el gobierno nacional a través del Ministerio de Trabajo se aplique no sólo sobre el básico sino también sobre los adicionales, más un ajuste del 23% sobre los adicionales que no fueron contemplados por la Resolución Nº 15 del Ministerio del Trabajo de la Nación.

Comentá la nota