Trabajo duro pero con satisfacciones

Trabajo duro pero con satisfacciones
Al mediodía se reunirán en la sede gremial del sindicato que los agrupa en el barrio Santa Rita de esta ciudad.
“Esta actividad la empecé desde que tengo 10 años cuando mi familia no tenía una buena situación económica y mis padres estaban desempleados. De alguna manera debíamos ayudar y mantener a una familia que estaba compuesta por 10 hermanos”, recordó Rubén Alberto Camino quien desde hace 25 años trabaja en la calle como canillita y ahora es secretario general del sindicato que los agrupa. Justamente en una fecha especial puesto que hoy, 7 de noviembre, es el Día del Canillita.

Prosiguió su relato “al ser uno de los mayores no me quedaba otra que salir a la calle y buscar un ingreso. Es así que tuve que proponerme estudiar por las tardes y por la madrugada y la mañana día a día vendía los diarios locales”.

Del mismo modo indicó “a medida que pasaba el tiempo el esfuerzo era mayor porque había más necesidades que cubrir en la casa, así que fui esforzándome y sacrificándome bastante hasta los 15 años cuando después de ahorrar y con ayuda de unos amigos pudimos poner un kiosquito de revista en el supermercado que está cerca de la cancha de Gimnasia. Al principio era humilde pero con los años comenzamos a crecer y pudimos mejorar el puesto y vender diarios locales, nacionales y revistas”, dijo sobre su progreso.

Por otra parte mencionó que a pesar del esfuerzo y el trabajo duro del canillita “uno puede vivir dignamente con esta actividad y mantener a sus familias y los estudios de sus hijos. Me llevo otra cosa importante porque trabajando en esta actividad he logrado obtener muchas satisfacciones, ya que conocí mucha a gente e hice muchas amistades en todos los sentidos. Ellos nos cuentan sus penas y sus alegrías y algunos están para darnos la mano porque nos conocen y nos vemos prácticamente los 362 días del año porque sólo tres días que no trabajamos: Navidad, Año Nuevo y el día del trabajador el resto se trabaja sin descanso”.

Por último Camino señaló “debo agradecer a este trabajo porque me demostró que se puede crecer si uno lo desea y que todos los trabajos son dignos si uno se esfuerza”.

Comentá la nota