En Trabajo, la UOM y Fundalum acordaron el pago del 50 por ciento de los días suspendidos

En Trabajo, la UOM y Fundalum acordaron el pago del 50 por ciento de los días suspendidos

Una nueva audiencia se concretó ayer a la mañana, en las oficinas del Ministerio de Trabajo provincial, en el marco de la suspensión de un día por semana que inició el pasado viernes 29 de enero la empresa Fundalum. Tras el reclamo del pago total de los días suspendidos, autoridades de la UOM acordaron con el titular de la fábrica, Marcelo Porreca, el pago del 50 por ciento del total de las jornadas no trabajadas.

El encuentro, del que participaron el secretario gremial Carlos Romano, el abogado Gustavo Ballent, Pablo Vallejos, y dos delegados, se concretó tras haber mantenido una anterior audiencia con el responsable de Fundalum, en la que la UOM se había manifestado en total rechazo a la medida y “en estado de alerta y movilización”.

Tras respetar el cuarto intermedio, finalmente ayer minutos pasadas las 8 las partes volvieron a encontrarse y resolvieron el pago del 50 por ciento de las suspensiones. Lo cierto es que la medida finalizará el 26 y si bien la voluntad de la patronal es la de mantener la misma estructura de trabajo, no se descarta una posible reducción, en un marco que calificó Porreca de “plena incertidumbre” por la falta de anuncios concretos del Gobierno nacional sobre políticas para el sector.

Tras la reunión, el presidente de Fundalum calificó en diálogo con El Eco de Tandil  como “positivo” el resultado al que se arribó en el Ministerio de Trabajo, dentro de la medida que se tuvo que tomar desde la firma. Admitió que “obviamente a nadie le gusta y somos conscientes de lo que significa, sobre todo para los trabajadores. Si bien esto repercute a la empresa en general, a nosotros como directivos y también a los trabajadores, dentro de todo consensuamos con el gremio y los delegados de la empresa de reconocer un 50 por ciento de los viernes suspendidos”.

Desde ya, más allá del acuerdo, Porreca remarcó que “es muy importante alinearse y trabajar en conjunto con el gremio por la situación que atraviesa hoy el país, que es muy delicada, básicamente por la incertidumbre de políticas para el sector. Pero de cualquier manera -recalcó- nosotros como empresa estamos agotando todas las alternativas para poder, a partir del 26 próximo que finaliza la medida, volver a la normalidad y, sobre todo, bregamos por mantener la misma estructura laboral”.

No obstante, reconoció que “hoy no puedo garantizarlo”, tal como se lo transmitió a Romano y demás representantes del gremio. Si bien insistió en que se encuentran buscando “todas las alternativas posibles”, no pudo asegurarlo, aunque garantizó que “la intención está y si trabajamos en conjunto algo positivo vamos a sacar”.

Nuevas alternativas

En el marco de estas gestiones, advirtió que “si bien febrero no es el mes ideal para salir a trabajar, ya tenemos acordado salir la última semana para Córdoba y Santa Fe. También para la segunda semana de marzo tenemos programado salir a Chile y buscar alternativas”.

Sin embargo, Porreca aclaró que “esto no significa que tengamos resuelto este tema y los resultados vayan a ser positivos, pero es la única herramienta que tenemos y lo único que sabemos hacer. Por eso haremos una primera salida y relevamiento de cómo está la situación en diversos sectores e ir buscando las vías para encarrilarnos y ver si definitivamente este año podemos empezar a acomodarnos y empezar así a programar a mediano y largo plazo”.

Una estructura “sobredimensionada”

Por el momento confirmó que “tenemos compromisos y carga de trabajo, pero para eso hoy tenemos una estructura sobredimensionada, que llevó a esta reducción de horas. Entonces, tenemos que ver de compensar esa carga de trabajo que teníamos hasta octubre de 2015 y poder mantenerla. Respecto al sector del petróleo, que es al que más afectados estamos, tenemos expectativa también de ver qué ocurre con el acuerdo que hubo de los seis meses. Consideramos que esto se tiene que reflejar en nuestra producción, es decir que hay distintas alternativas que estamos manejando que pueden verse reflejadas en un aspecto positivo”.

Una incertidumbre que “preocupa”

Pero también señaló que “está la incertidumbre, que a nosotros nos preocupa, ante la falta de definiciones de políticas nacionales para el sector industrial. Nosotros a eso lo vemos con atención porque es fundamental para poder tomar decisiones”.

Pese a ello, garantizó que Fundalum cumplirá con el pago del bono acordado entre la UOM y las cámaras empresariales de 2600 pesos, a pagar en dos tramos, y aspiró a trabajar en conjunto en pos de resolver la situación y evitar conflictos.

“Hay cosas que ya nos exceden y si nos quedamos con una pelea acá abajo entre un pequeño y mediano empresario y un gremialista de la seccional Tandil, no vamos a resolver nada. Entonces, por suerte terminamos bien y llegamos a un acuerdo. Está el compromiso de seguir monitoreando la situación y estar en contacto permanente para ver cómo nos podemos acomodar en esta nueva situación”.

“Bajo ningún punto de vista estamos satisfechos”, advirtió Carlos Romano

Por su parte, el secretario general de la UOM en Tandil, Carlos Romano, confirmó que “hemos llegado a un acuerdo que de cuatro días suspendidos, van a pagar 600 pesos, por dos días, es decir, 300 pesos cada uno. Es lo que más se puede estirar la empresa, aparentemente no hay plata y vienen complicados desde hace tiempo”.

El dirigente gremial evaluó, en torno a la suma acordada, que es “muy poco”, pero remarcó que “lo importante es mantener los puestos de trabajo, que hasta el 26 de febrero no se va a tocar a nadie”.

Recordó que “habíamos expresado en el Ministerio de Trabajo que rechazábamos todo, pero después cada compañero individualmente tiene que accionar. Entonces es mejor llegar a un acuerdo y mantener los puestos de trabajo y, si consiguen más trabajo, tratar de luchar por este porcentaje que estamos perdiendo”.

Romano adelantó que culminada la medida “monitorearemos la situación, ellos ya están manifestando que hay mucha incertidumbre, la política de este Gobierno los ha afectado muchísimo. Hasta el 26 no tendría que haber despidos, por eso, pagan ese monto y, después del 26, veremos. Todo está en base a las políticas nacionales y la verdad es que están afectando a toda la actividad”.

Por último, el secretario general de la UOM en Tandil expresó tras la audiencia que “bajo ningún punto de vista estamos satisfechos. Entendemos que la patronal tuvo ganancias durante el año y tendría que haber afrontado un poco más”.

Señaló que “son los compañeros los que trabajan en la empresa, no solamente es el empresario el que tiene el respaldo económico y el galpón. Los compañeros hacen el engranaje y por eso siempre lo que les pedimos en estas ocasiones es que paguen un porcentaje más, que el empleado se mantenga bien y conforme. Y así ninguno está trabajando conforme”.

Sin embargo, Romano insistió en valorar que “no teníamos nada y hoy tenemos un porcentaje y se mantienen todos los puestos de trabajo hasta el 26. Y es importante también que esta patronal sale a buscar trabajo, no se quedan sentados como otros empleadores”.

Comentá la nota