Se trabó cayó el acuerdo salarial de Comercio y siguen sin arreglar UOM y bancarios

Se trabó cayó el acuerdo salarial de Comercio y siguen sin arreglar UOM y bancarios

El gremio de Cavallieri había acordado un 27%, pero no definieron fechas y sumas fijas. El resto sigue igual.

Las negociaciones paritarias del sector mercantil quedaron hoy estancadas a raíz de diferencias entre el gremio y las cámaras acerca de la modalidad de pago del 27 por ciento de aumento y los meses fijados para las sumas fijas, informaron a DyN fuentes empresarias.

Asimismo, trabajadores bancarios y metalúrgicos y las cámaras patronales de ambos sectores fueron convocados para la semana entrante para tratar de que se destraben las negociaciones paritarias, ya que los dos gremios convocaron a paros de actividades ante la falta de acuerdos.

Al término de una reunión de dos horas llevada a cabo en la sede de la Cámara Argentina de Comercio (CAC), su presidente, Carlos de la Vega, el de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), Osvaldo Cornide, y el secretario general de la Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios (FAECYS), Armando Cavalieri, no pudieron sellar el acuerdo en el que habían avanzado el miércoles.

Los participantes indicaron que no se fijó la fecha de un nuevo encuentro y que las diferencias entre las partes se pueden sintetizar en tres factores. Uno de ellos es el de la composición de cada cuota del aumento salarial, más allá de la coincidencia en un 27 por ciento para el total: CAC y CAME pretenden un 15 por ciento en abril y 12 en noviembre, en tanto FAECYS sostuvo 17 y 10 por ciento, respectivamente.

Otro punto de fricción es el del mes de pago de la segunda suma fija de 1.524 pesos, ya que Cavalieri reclamó que fuera en setiembre y los empresarios llevarla a diciembre.

Por último, el gremio habría solicitado que las empresas retuvieran todos los meses 100 pesos de los salario como aporte a la obra social, algo que las cámaras dudan que sea aceptado por trabajadores de pequeñas y medianas empresas.

En otro orden, los bancarios, que ya anunciaron un paro de actividades de 48 horas con fecha a resolver la próxima semana, están citados por la cartera laboral para el martes 19 de mayo.

Dirigentes de La Bancaria, que conduce Sergio Palazzo, mantienen la expectativa de conseguir un incremento salarial por encima del 30 por ciento, más que las pretensiones del ministro de Economía, Axel Kicillof.

Tanto fuentes empresarias como sindicales coinciden en que reina un clima de escepticismo respecto del encuentro.

El sindicato conducido por Palazzo anunció un paro aunque todavía no fijó las fechas, que de confirmarse para el jueves y viernes dejaría sin posibilidad de recarga de cajeros automáticos durante el fin de semana largo, con motivo del feriado del lunes 25 de mayo.

Los bancarios aspiran en que durante las paritarias los bancos compensen las pérdidas de salario de bolsillo que provoca la aplicación del Impuesto a las Ganancias en los haberes del sector.

Por su parte, los metalúrgicos están convocados para el próximo lunes a las 15 en la sede de Alem de la cartera que conduce Carlos Tomada.

La UOM, que maneja el líder de la CGT Antonio Caló, mantiene formalmente su reclamo de aumento salarial del 32 por ciento para que el salario básico inicial llegue a 8.500 pesos.

Los empresarios nucleados en la Asociación de Industriales Metalúrgicos (ADIMRA) y en la Cámara de la Pequeña y Mediana Industria Metalúrgica (CAMIMA), ofrecieron una suba salarial del 27 por ciento en tres cuotas, en abril, setiembre y diciembre.

Aunque no está nada escrito en las actas de audiencias, el gremio de Caló podría aceptar el 27 por ciento en dos pagos, pero pretende que la primera de las cuotas sea del 20 por ciento, hecho que resulta inaceptable para las patronales.

Así, la UOM se encamina hacia un paro para el jueves y viernes de la semana entrante, según ya lo anunciaron sus dirigentes. 

Coment� la nota