Sin transporte de caudales, el paro hizo ruido en los cajeros

Sin transporte de caudales, el paro hizo ruido en los cajeros
Las largas filas frente a los expendedores de dinero evidenciaron el problema que generó la protesta de los camioneros.
El paro de los camioneros se sintió en la ciudad de Santa Fe en dos grandes áreas. Por un lado, las largas filas frente a los cajeros automáticos evidenciaban el desabastecimiento en muchos de ellos. Por otro, las bolsas de residuos de aquellos vecinos que desconocían que no habría servicio nocturno el domingo ni matutino el lunes.

En realidad, los principales faltantes en los expendedores de billetes se detectaron en aquellos que se encontraban emplazados fuera de las entidades bancarias (en estaciones de servicio o instituciones públicas, por ejemplo).

En cuanto a la basura, los inconvenientes surgieron con respecto a los desechos húmedos, dado que el último día que hubo recolección de los mismos fue el viernes pasado. Los sábados no hay prestación, el domingo se suspendió por el paro y ayer fue el turno de los secos, por lo cual recién hoy se retirarán los orgánicos.

Según consignaron desde la delegación local del Sindicato de Camioneros, “todas las ramas de la actividad adhirieron plenamente a la medida, por lo cual todas las tareas quedaron paralizadas por 24 horas en el marco de la protesta nacional”.

Cabe recordar que el gremio que dirige Hugo Moyano comenzó en las últimas horas del domingo (según el rubro) y se extendió durante toda la jornada. Afectó en todo el territorio nacional al transporte de cargas, de pasajeros de larga distancia y las ramas de distribución de combustible y caudales, e incluso la recolección de residuos en todo el país.

En las rutas

En la provincia de Santa Fe hubo tres sectores con protestas puntuales de los camioneros. Una de ellas en el cruce de las rutas nacionales 8 y 33, a la altura del ingreso a la localidad de Venado Tuerto, donde se apostaron varios vehículos de gran porte en el costado de la carpeta asfáltica. Lo mismo ocurrió en la autopista a Rosario, en la zona de Ovidio Lagos; y también en la ruta nacional Nº 168, en el ingreso al Túnel Subfluvial.

Uno de los dirigentes que se acercó a este último punto de concentración fue Sergio García, integrante de la Comisión Directiva de la Delegación Santa Fe del Sindicato de Camioneros, quien afirmó que “el acatamiento fue del ciento por ciento” y que “todas las ramas han acatado la medida de fuerza”.

“Definimos que se trate de un paro sin concurrencia por toda la parte empresarial que exige que los trabajadores salgan a la calle igual”, agregó. Del mismo modo, explicó que su presencia en la ruta pretendía asegurar que “no pase ningún camión que vaya para Entre Ríos” (lo mismo ocurría en el extremo paranaense del viaducto interprovincial).

Desde la Agencia Provincial de Seguridad Vial, informaron que la manifestación de los choferes consiste en frenar el paso de camiones que pretendan cruzar las rutas. En tanto, para autos y camionetas no existen restricciones. Además, comunican que la modalidad de la protesta podría trasladarse a otros puntos.

Del otro lado del río

El secretario general del Sindicato de Choferes de Camiones en Entre Ríos, Antonio Alizegui, dio a conocer su opinión sobre el impacto que tuvo el paro nacional y, para el legislador provincial, la medida tuvo “un alto acatamiento”. Y reflexionó: “Hemos cumplido el objetivo, hemos tenido un impresionante acompañamiento; no había camiones en la ruta: la gente –en referencia a los trabajadores– y se quedaba con nosotros. En cierto momento llegamos a reunir 400 compañeros en la zona del Túnel Subfluvial”.

Comentá la nota