FIN DE AÑO CON TRANSPORTE: NO HABRÁ PARO

FIN DE AÑO CON TRANSPORTE: NO HABRÁ PARO
El Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria y se descartó la medida de fuerza que había impulsado la Unión Tranviarios Automotor (UTA) en reclamo de una recomposición salarial.

Cerca del mediodía la UTA había amenazado con realizar un paro nacional en el servicio de larga distancia el martes, en víspera de las fiestas de Año Nuevo, en repudio a “la negativa empresaria de otorgar un adelanto a cuenta de paritarias y en el pago de viáticos”.

Así lo había confirmado a DyN el titular de la UTA, Roberto Fernández, quien se quejó porque el gremio todavía no pudo fijar fecha de inicio de las discusiones paritarias 2014 ya que “tanto los empresarios como los funcionarios están de vacaciones”.

Horas más tarde el Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria en el conflicto que, por reclamos salariales, mantienen la Unión Tranviarios Automotor (UTA) y las cámaras empresarias de larga distancia.

La norma 14.786 impuesta por la cartera laboral regirá desde las 0 del 31 de diciembre, por lo que la organización sindical -que acató la medida- debe abstenerse de realizar la huelga ese día.

La decisión fue dictada por el subdirector nacional de Negociación Colectiva, Adrián Caneto, y tiene vigencia por un plazo de 15 días hábiles.

El secretario de Prensa del gremio, Mario Caligari, había asegurado este mediodía que desde la 0 del martes 31 los choferes de larga distancia paralizarían las tareas en reclamo de una inmediata recomposición salarial.

Caligari expresó que la protesta había sido decidida por la conducción de la UTA ante la ausencia de respuestas patronales. La organización exige el pago de 2.000 pesos de bolsillo, de forma previa a la apertura de las paritarias del año próximo.

Sin embargo, el ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, había reclamado a los dirigentes sindicales el levantamiento de la huelga, a la que calificó como “irracional“. “No jodan a la gente que quiere pasar el fin de año tranquila con su familia“, enfatizó el ministro, quien añadió que “no puede ser que otra vez la ciudadanía sea rehén con pedidos irracionales“.

El funcionario también calificó a la protesta como “extorsiva e injustificada” y dijo que “pare mentira que molesten de esa manera a millones de argentinos, quienes solo pretenden viajar para reencontrarse con sus familiares o disfrutar sus vacaciones”. Randazzo había reclamado que, de una vez por todas, “se terminen este tipo de medidas de fuerza, que solo aportan problemas”.

Comentá la nota