Transporte público: sin respuestas a los reclamos, la UTA inició la medida de fuerza

Transporte público: sin respuestas a los reclamos, la UTA inició la medida de fuerza
Luego de mantener una intensa jornada de reuniones, y tras una audiencia en la Dirección de Trabajo que no arrojó propuestas específicas para afrontar los reclamos de los choferes, anoche los directivos de la Cámara de Empresas de Transporte del Chaco intentaron mantener un contacto de último momento con la UTA a fin de desactivar la medida de fuerza planteada para la jornada de hoy, confirmando Raúl Abraham que no se había podido lograr nada en concreto y los choferes iniciaron las medidas de fuerza a partir de la cero hora de hoy.

Ayer, durante el día, los empresarios se reunieron en su sede para “analizar la situación ante una nueva amenaza de paro” del sindicato de choferes, según indicaron a NORTE el presidente de la Cetach Daniel Riquelme y el secretario de la entidad Javier Harfuch.

Por esas horas, esperaban reunirse con autoridades provinciales y municipales “para intentar encontrarle una solución a la situación, pero que esta vez sea definitiva”, dijo Riquelme, haciendo referencia a que pese a que desde el retroceso de la tarifa del boleto esta situación se viene repitiendo mes tras mes.

Según expresó, la situación del transporte local es “cada vez más grave”. “La actividad se redujo al 50 por ciento desde el retroceso de la tarifa a la de hace dos años”, dijo Riquelme.

Por otro lado, Harfuch aclaró que la situación es complicada en general, pero que afecta de manera aguda a las empresas de transporte urbano (que dependen de la Municipalidad). “En lo que refiera al transporte interurbano la provincia se hizo cargo de las compensaciones y la situación todavía no es tan grave, pero en las empresas que explotan líneas urbanas la realidad es crítica: hay deudas, no hay plata y no se sabe con qué se van a pagar los sueldos”, contó.

Ambos directivos coincidieron que “la solución del transporte público está en manos de los gobierno provincial y municipal”. Y estimaron que la medida más urgente es “que ambas jurisdicciones acuerden una nueva tarifa”.

Reconocieron que le deben a los choferes montos acordados como no remunerativo que debían acreditarse desde el 30 de noviembre, en tres cuotas mensuales de poco más de 300 pesos, para cubrir un total de 1077 pesos.

Esperando definiciones

Al concluir la audiencia en la Dirección de Trabajo, a la que solo acudieron empresarios, el secretario general de la UTA, Raúl Abraham, esperaba tener definiciones desde la Cetach respecto a sus reclamos. “Si no tenemos nada, se mantendrá la medida de fuerza”, comentó a NORTE, situación que luego se confirmó a través de una comunicación del propio dirigente.

No obstante, Raul Riquelme indicó que dialogo con Abraham para expresarle un compromiso de solución al tema del pago de aguinaldos. Sin embargo, según se supo, la falta de propuestas concretas hacían impedían alcanzar un acuerdo.

Las principales expectativas estaban puestas en que el Concejo Municipal trate en sesión extraordinaria de hoy un proyecto de resolución de readecuación tarifaria, por lo que una medida de fuerza podría hacer caer esa posibilidad.

Según Abraham, por un acuerdo nacional, los choferes debían recibir el 30 de noviembre la suma de 359,24 pesos como monto no remunerativo y esa misma cifra también debería abonarse el 30 de diciembre y el 31 de enero. “Ya superamos la fecha límite para la primera entrega y todavía no nos depositaron el monto, estamos esperando hasta esta tarde que hay una reunión con los empresarios en la Dirección de Trabajo”, adelantó.

“El proporcional no remunerativo es de 1077,72 pesos que se debería pagar en tres cuotas. Esa es plata que envió el gobierno nacional por un acuerdo con el gremio, pero hasta ahora no se depositó nada”, detalló Abraham al confirmar que notificó el miércoles a los empresarios para que en un plazo de 48 horas hagan efectivo el pago.

Nueva reunión

En la mañana de hoy, nuevamente en el ámbito de la Dirección de Trabajo, la Cetach volverá a reunirse con los asesores legales y técnicos de la Municipalidad y con el secretario de Transporte de la Provincia, Marcelo López, a fin de que se pudiera contar con los instrumentos legales que permitieran destrabar el conflicto.

Comentá la nota