Sin transporte, se resentirán las actividades

Sin transporte, se resentirán las actividades

Centrales obreras opositoras al Gobierno confirmaron el paro de mañana, en demanda de paritarias libres y contra Ganancias. Barrionuevo afirmó que el paro está totalmente confirmado. Randazzo dijo que se trata de un reclamo de tintes políticos.

Mañana no habrá transporte de pasajeros de corta, media y larga distancia; tampoco vuelos ni trenes. La recolección de residuos será nula y hasta puede haber complicaciones para el reparto de mercaderías, correo y hasta dinero. Los docentes y los empleados de la sanidad, entre otros, aún no definieron -en gran medida- qué harán frente al paro dispuesto para mañana por la CGT que lidera Hugo Moyano. La gastronomía también se plegará al reclamo. Y el resto de las actividades dependerán de la movilidad que encuentren para llegar a sus lugares de trabajo. Incluso, los usuarios del servicio de colectivos urbanos e interurbanos deberán tomar recaudos, ya que la medida de fuerza entrará en vigencia desde la medianoche. Sindicalistas advirtieron ayer que “no hay ningún tipo de posibilidades” de levantar el paro nacional de mañana, con apoyo de los gremios del transporte, y pronosticaron que la medida contará con una “fuerte adhesión”. 

En tanto, desde el gobierno el ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, sostuvo que se trata de “un paro de características políticas para perjudicar al gobierno porque no tiene fundamentos”, consignó la agencia DyN. El jefe de la CGT Azul y Blanca,Luis Barrionuevo, y el titular de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte, Juan Carlos Schmid, coincidieron en rechazar las afirmaciones de funcionarios del gobierno que relacionaron la medida con procesos “electorales”.

Barrionuevo advirtió que “la medida de fuerza que se llevará a cabo mañana está “totalmente confirmada” y que “no hay ningún tipo de posibilidades de que unilateralmente puedan arreglar y se levante la medida”. Además, respondió a los funcionarios que vincularon la protesta con procesos electorales, al señalar que el paro responde a una medida “netamente reclamativa” porque el Ejecutivo “no ha dado respuesta a absolutamente nada de lo que hemos planteado”.

El gastronómico apuntó que “este tema lo resuelve la presidenta (Cristina Fernández) y lo resuelve fundamentalmente la mano derecha de ella, que es el ministro de Economía (Axel Kiciloff)”. A través de un documento, lso gremios ratificaron sus reclamos por “paritarias libres, modificación del impuesto a las ganancias, aumento de emergencia para los jubilados, reparto de fondos de las obras sociales, actualización del salario Mínimo Vital y Móvil y erradicación de la inflación y la inseguridad”. “Hace tres años que hemos planteado al gobierno una agenda de reclamos y no hemos tenido respuesta”, lamentó Barrionuevo al destacar que la protesta “no es una medida electoral o política”.

A su vez, Schmid, de la Confederación de Trabajadores del Transporte, insistió en cuestionar a los funcionarios que rechazan la medida de fuerza al señalar: “cuando dicen que es un paro político, hay que precisar que en tres años ha habido una incapacidad manifiesta de no encontrar alternativas a los reclamos que se hicieron cuando no había ningún proceso electoral a la vista”. Y, en diálogo con radio Nacional Rock, pronosticó que la medida de fuerza contará con aún “adhesión importante y muy fuerte”. “La agenda es ya vetusta, hay problemas de la agenda que tienen ya tres años”, finalizó.

Postura de la CTA

El titular de la CTA, Hugo Yasky, consideró que el paro de los gremios del transporte en demanda de la eliminación del Impuesto a las Ganancias para los sueldos más altos y lo que estiman como un tope al reclamo en paritarias “se inscribe dentro de una estrategia de la oposición que tiene como único objetivo crearle al gobierno una situación de desgaste”.

Comentá la nota