Los transportistas y choferes bloquearon puertos de granos

Fue por un reclamo de tarifas. Suspenden la medida tras un llamado a negociar.
Empresas y choferes de camiones de la provincia de Buenos Aires levantaron anoche un paro que paralizó a los puertos y trabó el transporte de granos, luego de que las autoridades provinciales convocaron a las partes para buscar una solución al conflicto.

La medida de fuerza arrancó a las cero por parte de la Federación de Transportistas Argentinos (FETRA) y luego se sumó el Sindicato de Choferes de Camiones.

El gobierno de la Provincia de Buenos Aires convocó ayer al sindicato de camioneros y a la cámara de transportistas a una reunión para la semana próxima.

Los puertos de Bahía Blanca, Quequén y Ramallo en la provincia de Buenos Aires habían amanecido bloqueados para el acceso de camiones por transportistas y choferes que coinciden en el reclamo por un aumento en la tarifa que pagan los acopiadores de granos por el transporte de cereales y oleaginosas.

La medida de fuerza, que afecta la carga y descarga de ese tipo de productos en las terminales marítimas, es por tiempo indeterminado y amenaza con frenar las exportaciones de la cosecha gruesa, en especial soja y maíz.

El disparador de la protesta fue la falta de respuestas a la nota enviada dos meses atrás a la secretaría de Transporte de la provincia donde se pide la fijación de un precio sostén para las operaciones que involucran a los pequeños y medianos empresarios del transporte en territorio bonaerense.

“Reclamamos una tarifa que sea consensuada con los productores agropecuarios, como la que ya se implementa en Santa Fe y Córdoba” explicó Pablo Agolanti, vicepresidente de la Federación de Transportistas de la República Argentina. Justamente a la primera de esas provincias podría extenderse el bloqueo en las próximas horas, si no hay avances en la negociación. Agolanti señaló que el precio de las tarifas “viene disminuyendo progresivamente y esta situación no permite cubrir ya los costos”. Puso como ejemplo el gas oil, “cuyo precio ya se acerca a los cinco pesos”, remarcó.

La postura a favor de la rentabilidad de parte de la FETRA, que nuclea a pequeños propietarios de hasta cinco camiones, es avalada por el sindicato de choferes liderado por Pablo Moyano y que presta apoyo logístico al reclamo.

En el caso de Bahía Blanca, una treintena de personas se instaló desde los primeros minutos de ayer en el acceso a la playa de camiones ubicada en el paraje El Triangulo, a 5 kilómetros del puerto de Ingeniero White.

En los cinco muelles cerealeros con que cuenta Ingeniero White, incluido el flamante de la empresa Dreyfus, está anunciada para los próximos días la llegada de diez barcos la misión de cargar porotos de soja, maíz y en menor medida trigo. Omar Pérez, secretario de organizaciones del SICHOCA enfatizó en el componente de reivindicación para los trabajadores que tiene el reclamo conjunto.

Comentá la nota