Los transportistas fijaron el lunes como fecha límite para una reunión de partes

Los transportistas de Trenque Lauquen siguen movilizados y desde ayer a partir de las 8 endurecieron la protesta con cortes de al menos una hora en la circulación de vehículos, excepto por ambulancias, micros y automóviles particulares.

La situación para hoy será más tranquila, así lo informó Horacio Malacalza, presidente del Centro de Transportistas Trenque Lauquen adherido a CATAC quien informó a La Opinión que “daremos tiempo hasta el lunes a las 10 de la mañana para que la Sociedad Rural junte a las partes sino haremos un corte total, con las excepciones que venimos manteniendo”.

Esta medida se enmarca en que se espera un avance en la solución del conflicto por la gestión que la SRTL pueda hacer para acercar a las partes. Además Malacalza detalló que el mismo lunes espera visitar al intendente municipal, Raúl Feito, para tener una entrevista y que el Ejecutivo comunal intervenga en el conflicto.

De esta manera confirmó lo que adelantaron ayer cuando se analizó la posibilidad de solicitar una audiencia al intendente Raúl Feito para pedirle su colaboración. Cabe recordar que el conflicto se ha ido profundizando y que los transportistas han puesto como fecha límite el lunes.

Así el sábado se cumplió una nueva jornada de protesta por parte de transportistas locales afiliados a CATAC (Confederación Argentina de Transporte de Carga) que reclaman que se respeten las tarifas oficiales y que los productores y acopiadores locales no contraten transportistas de otras localidades para no perjudicar el trabajo de los camioneros locales.

Limite

Horacio Malacalza, explicó el panorama actual de esta problemática y dijo “la situación sigue igual, hoy será más tranquila la protesta pero dimos tiempo hasta el lunes a las 10 de la mañana para que la Sociedad Rural junte las partes sino habrá un corte total, con las excepciones que se vienen manteniendo”.

El jueves hubo una reunión con La Rural pero no lograron juntar al sector de los acopios con los transportistas y el viernes, si bien Malacalza reconoció que en un principio hubo buena predisposición de la SRTL para juntar las partes, luego notó una mayor frialdad que los hizo pensar que estaban especulando con el desgaste de la gente y de la protesta, para que los transportistas levanten la medida y siga todo como estaba.

Sin embargo, hay esperanzas para solucionar el conflicto, ya que Malacalza anunció que hubo un avance, pequeño pero un avance y que consiste en un arreglo de tarifas con una de las plantas de acopio, más precisamente con Ñandubay, que era uno de los pedidos de los transportistas.

Este principio de acuerdo que se logró mediante el diálogo, solo faltaría ratificarlo mediante las firmas de ambos sectores.

Comentá la nota