Tras acordar salarios, Moyano reclama compensación por Ganancias y agita protestas

Tras acordar salarios, Moyano reclama compensación por Ganancias y agita protestas

El gremio presiona a las empresas para que paguen un bono especial que compense los descuentos del impuesto. Las compañías se resisten y temen nuevos paros

Apenas una semana después de haber acordado un incremento salarial escalonado del 37%, uno de los parámetros más altos de la actual ronda de paritarias, Hugo Moyano volvió a agitar el fantasma de un escenario de conflicto en el transporte de cargas. El jefe del sindicato de Camioneros decidió profundizar la presión sobre las empresas de la actividad para lograr el pago de una bonificación especial destinada a compensar los descuentos salariales producto del impuesto a las Ganancias, planteo que fue resistido por las firmas agrupadas en la Fadeeac en el marco de las discusiones paritarias.

La intención de Moyano, luego de haber fracasado en su apuesta de incluir esa bonificación en el convenio salarial, es negociar con cada empresa el pago del adicional, para lo cual ya puso en marcha una fuerte ofensiva que incluye la amenaza concreta de protestas y medidas de fuerza. La presión del líder cegetista y su hijo Pablo Moyano, número dos de Camioneros, derivó en un fuerte cortocircuito con la conducción de la Fadeeac, situación que impidió ayer la firma formal del acuerdo paritario ante las autoridades del Ministerio de Trabajo. Según deslizaron fuentes de sector, una conversación personal entre Moyano y el titular de la entidad empresaria, Daniel Indart, logró contener los ánimos, pero el conflicto está lejos de resolverse.

"Vamos a insistir con la posición que sostuvimos en la paritaria, porque el tema de Ganancias lo debe resolver el Gobierno, no las empresas", remarcó un referente de la entidad que agrupa al transporte de cargas. No obstante, en el sector sospechan que Camioneros no dará marcha atrás con su ofensiva para lograr la compensación y podría terminar forzando a las compañías a abonar algún adicional salarial a su personal. "Vamos a un conflicto", pronosticó un empresario. Lo que consideró como un escenario complejo para el sector por las dificultades que atraviesa como consecuencia de la caída de la actividad y los aumentos de sus costos operativos.

Desde Camioneros, a su vez, ratificaron su determinación de insistir en el reclamo del pago de un suplemento que compense los descuentos más allá de haber definido el aumento salarial. "Se lo hemos dicho a las empresas y vamos a mantenernos firmes en el reclamo", señaló un dirigente de la conducción del gremio. Y anticipó que "si no hay respuestas, habrá medidas de fuerza".

A su vez, las fuentes sindicales remarcaron que también renovarán los reclamos para que el Gobierno "cumpla con su promesa de modificar este año el impuesto al trabajo que se lleva los salarios de los trabajadores".

Comentá la nota