Tras apoyo de Moyano, Barrionuevo y Micheli, gremios buscan adhesión de Caló

Tras apoyo de Moyano, Barrionuevo y Micheli, gremios buscan adhesión de Caló

Conseguido el apoyo de las centrales obreras de Hugo Moyano, Luis Barrionuevo y Pablo Micheli, ahora lo sindicatos del transporte buscarán la adhesión al paro de próximo martes de la CGT oficialista deAntonio Caló.

En declaraciones a radio La Red, el secretario general de La Fraternidad, Omar Maturano, señaló que se reunirá con el metalúrgico Caló para informarle las precisiones del paro y sostuvo: "Esperamos que él acompañe la medida de fuerza". 

Los transportistas reclamaron este jueves al Gobierno que suba el mínimo no imponible del impuesto a las Ganancias a $ 40.000, porque de lo contrario el paro de transportes del martes "será total". 

"El transporte va a estar totalmente parado. Además, se sumaron los bancarios, los operarios de estaciones de servicio, y todos los sectores representados por la GGT que conduce Hugo Moyano y la CTA de Pablo Micheli", dijo Maturano. 

Al ser consultados sobre si existen expectativas entre los gremialistas de que el Gobierno los convoque a una nueva reunión, el jefe de La Fraternidad indicó que "la esperanza nunca se pierde". 

"Esperemos que el Gobierno nos convoque y nos de una solución, no sólo para tomar café. Porque para eso tomamos café en nuestros lugares", afirmó y añadió que para levantar el paro, el Gobierno "debe actualizar las escalas de Ganancias". 

Además de subir el mínimo no imponible (que actualmente está en $ 15.000), los gremios del transporte quieren buscar "otros parámetros" para el tributo, porque ahora les afecta el sueldo y los viáticos que las empresas les pagan para afrontar la jornada laboral. "El paro es la última opción", sostuvo y aclaró que tampoco será aceptado que la administración kirchnerista se comprometa con modificar las escalas del impuesto o subir el mínimo no imponible recién después de mitad de año. 

"Queremos que desde el mes que viene ese impuesto al trabajo no nos afecte como nos está afectando", sostuvo por lo que ratificó la huelga del martes 31 y aclaró que "no habrá servicio mínimo garantizado". 

"Nosotros no estamos acostumbrados a hacer piquetes, confiamos en la fuerza del paro. Los trabajadores que ganan $ 15.000 no son ricos. Que le pongan impuestos a la renta financiera, al juego, a las mineras", dijo. Y expresó que si el Gobierno quiere poner "un impuesto al trabajo" que se lo aplique a quienes ganan "de $ 40.000 para arriba". 

Casi al mismo tiempo que habló Maturano con La Red, el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, descartó cualquier tipo de modificación por ahora. "Cada vez que usted levanta el mínimo no imponible, genera un conflicto a aquellos que quieren ingresar al mercado de trabajo. Quienes están en el trabajo no registrado buscan con lógico criterio ingresar al trabajo registrado", justificó Fernández.

Comentá la nota